"Queremos cambiar el modelo educativo"

En un diálogo con LA NACION, la líder de los estudiantes, Camila Vallejo, dijo que no se puede mejorar el sistema actual
Carlos Vergara
(0)
21 de agosto de 2011  

SANTIAGO, Chile (De nuestro corresponsal).- Es el personaje del momento en Chile. Hija de padres comunistas, criada en los barrios de la nueva clase media santiaguina, militante del Partido Comunista y estudiante de Geografía en la Universidad de Chile, Camila Vallejo, de 23 años, representa a una nueva generación, que no pareciera tenerle miedo a nada.

El movimiento de corte asambleísta del cual ella es una de sus dirigentes y por lejos su rostro más reconocible genera gran simpatía a nivel internacional, con mensajes de apoyo que van desde la presidenta Cristina Kirchner hasta el cantante cubano Silvio Rodríguez. Consultada al respecto por LA NACION, Vallejo asegura entender los alcances del interés que generan su figura y sus demandas fuera del país.

"Es muy importante para nosotros recalcar que esto trasciende los límites de las fronteras de Chile. Las demandas expresadas interpretan a gran parte del pueblo, tanto latinoamericano como europeo, porque es la recuperación de algo legítimo. Hay un sentir muy grande de este movimiento, no solamente estudiantil, por avanzar hacia una nueva democracia para Chile", dijo, antes de explicar por qué se rechazó la propuesta de mesa de diálogo ofrecida por el Congreso.

"Nuestra postura no es cerrarnos al diálogo, nuestra postura siempre ha sido poder conversar con otros actores. Sin embargo, no podíamos aceptar la propuesta de mesa tripartita prelegislativa, puesto que el Ejecutivo todavía no se ha pronunciado respecto a los puntos más fundamentales que tienen nuestras demandas", agregó.

Invitada al sitio chileno El Mostrador TV, lanzó sentencias demoledoras. "El tema es objetivo: queremos cambiar el modelo educacional y no porque queramos un mundo mejor o más lindo, sino porque el modelo fracasó. Esto no da para más. Le tocó a este gobierno, lo sentimos, pero está en un estado crítico. No queremos mejorar el sistema, sino cambiarlo. Los estudiantes reconocen eso", aseveró.

Otra de las críticas recibidas por el movimiento estudiantil es un supuesto oportunismo de su alzamiento, precisamente cuando el gobierno lo maneja la centroderecha, y pese a que la propia Concertación tampoco cambió el modelo durante sus 20 años de gestión.

-¿Por qué reclamamos justo ahora? Efectivamente, la Concertación hizo poco y nada, incluso hubo mucho retroceso. Durante el gobierno de la presidenta [Michelle] Bachelet se generó el trauma que tiene el movimiento estudiantil ahora. Yo lo siento y sé que hay mucha gente que valora su gobierno, pero hubo errores. Yo no sé si sea culpa de la ex presidenta o de sus asesores. Ella no gobernó sola.

-¿El cambio pasa por una reforma del sistema educativo?

-Aquí hay necesidad de un cambio estructural en la educación, pero también en el sistema político y económico que nos rige y que es el que nos ha tenido en este nivel de desigualdad que ya no se tolera, que ya no se resiste en Chile.

-¿Para ello piden un plebiscito?

-Eso tiene que ver con el plebiscito, pero también tiene que ver cómo avanzamos en una nueva Constitución, cómo avanzamos en reformas más estructurales a este sistema para terminar finalmente con las desigualdades abrumadoras que existen en nuestro país, con la injusticia y la falta de libertad que existe también en nuestro pueblo y la falta de un horizonte de desarrollo donde todos seamos partícipes. Hay una barrera importante que es institucional, que hay que empezar a derribar o a empezar a ampliar y democratizar, y para eso nosotros consideramos que el plebiscito constituye una herramienta importante.

-¿Cuál es el objetivo final?

-Nuestro objetivo es que se reconozca que la educación es más una inversión social que individual. No es la familia la que tiene que invertir en primera instancia para la movilidad social. Hoy, la visión es que la educación es un bien de consumo, que uno compra. La educación debe ser asumida como un derecho y ese derecho debe constituir una cierta funcionalidad. No solo el Estado te garantiza el derecho y te provee educación, sino también debe velar porque ese derecho se traduzca en algo más: que los estudiantes puedan contribuir al desarrollo del país.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.