¿Quién arrojó decenas de miles de euros al Danubio?