Opinión. Quizá se está gestando la Tercera Guerra y el mundo no se da cuenta