Nueva agenda. Reasumió Obama con un fuerte discurso progresista