Reclamó Bush el alejamiento de Arafat

Sólo así EE.UU. apoyará un Estado palestino, dijo
Sólo así EE.UU. apoyará un Estado palestino, dijo
Jorge Rosales
(0)
25 de junio de 2002  

WASHINGTON.- Sólo habrá un Estado palestino cuando el liderazgo no esté en manos de Yasser Arafat y cuando se haya abandonado el compromiso con el terror. Ese fue el categórico mensaje que lanzó ayer el presidente George W. Bush en un esperado discurso sobre Medio Oriente, en el que reclamó a Israel que detenga su ofensiva en los territorios controlados por los palestinos.

"La paz requiere de un nuevo y diferente liderazgo palestino para que pueda nacer un Estado palestino", dijo Bush en un discurso en los jardines de la Casa Blanca en el que no nombró a Arafat, y que llevó la marca a fuego del sector más duro de la administración, que resiste cualquier negociación con el líder de la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

La nueva ola de ataques suicidas en Israel y la reacción del gobierno de Ariel Sharon de lanzar una ofensiva en los territorios palestinos habían postergado el discurso, previsto originalmente para la semana pasada.

Pero fue el fuerte debate en el que se enredó la administración republicana en los últimos tres días lo que había dilatado el lanzamiento de la propuesta para la creación de un Estado palestino provisional. Arafat ignoró la exigencia de Bush para que se aleje del gobierno palestino y, sin embargo, consideró la propuesta de la Casa Blanca como "un serio esfuerzo por avanzar en el proceso de paz".

Sharon, por su parte, aplaudió el duro mensaje de Bush. "Cuando la Autoridad Nacional Palestina se someta a reformas genuinas y una nueva dirigencia se haga cargo, será posible discutir formas de proseguir por medios diplomáticos", dijo el primer ministro israelí en un comunicado.

El ala más dura, que encabezan el vicepresidente Dick Cheney, el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, y la titular del Consejo Nacional de Seguridad, Condoleezza Rice, influyeron de manera determinante en el tono del mensaje. El secretario de Estado Colin Powell, que estuvo junto con Rumsfeld y Rice en el momento del mensaje, es el principal impulsor de un diálogo de paz para terminar con la violencia en Medio Oriente. Sin embargo, no está previsto que viaje a Medio Oriente para iniciar las conversaciones por la paz.

"Hago un llamado al pueblo palestino para que elija nuevos líderes, que no estén comprometidos con el terror", señaló Bush, y los instó a construir una práctica democrática basada en la tolerancia y en la libertad. "Cuando el pueblo palestino tenga nuevos líderes, nuevas instituciones y nuevos acuerdos de seguridad con sus vecinos, Estados Unidos apoyará la creación de un Estado palestino, cuyas fronteras y ciertos aspectos de su soberanía serán provisionales hasta que sean resueltos por un acuerdo final de paz en Medio Oriente", afirmó el mandatario.

El triunfo de Sharon

En el Capitolio, la propuesta de Bush fue avalada por republicanos y recibida tibiamente por los demócratas, que advirtieron que la vía propuesta por el presidente norteamericano no será fácil de alcanzar.

El líder de la mayoría republicana en el Senado, Trent Lott, dijo que el presidente de Estados Unidos envió un "fuerte mensaje a los palestinos de que el camino de la paz no puede ser pavimentado por los actos terroristas". Tom Daschle, el jefe de los senadores demócratas, consideró que la convocatoria de Bush es el comienzo "de un largo y difícil proceso, no el final". Y Joseph Lieberman advirtió que no entiende "qué significa un Estado provisional". "O hay un Estado o no hay un Estado", sostuvo.

"Un Estado palestino nunca será creado con terror, debe ser creado con reformas. Y las reformas deben ser más que un cambio cosmético o un velado intento de preservar el statu quo ", dijo Bush en su mensaje.

El jefe de la Casa Blanca dijo que Estados Unidos y la comunidad internacional podrían ayudar a los palestinos a organizar y monitorear elecciones multipartidarias a fin de este año. Un alto funcionario de la administración, que pidió no ser identificado, señaló que si los palestinos cumplen con las condiciones exigidas, el Estado provisional podría ver la luz en 18 meses. En la visión de la administración republicana, el Estado palestino permanente podría surgir luego de tres años.

El presidente del Instituto Arabe-Americano, James Zogby, dijo anoche que el discurso fue un "desastre" y que lo único que mostró fue el triunfo de Sharon y de los más conservadores de la administración. Shibley Telhami, un experto en Medio Oriente de la Brookings Institution, afirmó que el mensaje "no tiene nada que inspire esperanza".

"Hoy las autoridades palestinas están comprometidas, no opuestas, al terrorismo. Es inaceptable y Estados Unidos no apoyará el establecimiento de un Estado palestino hasta que sus líderes se comprometan a mantener un combate sostenido contra el terrorismo y desmantelen su infraestructura", indicó Bush.

"Si los palestinos abrazan la democracia, combaten la corrupción y rechazan firmemente el terror, podrán contar con el apoyo de Estados Unidos para la creación de un Estado provisional", dijo Bush.

Pero no todo fue un reclamo para los palestinos. El presidente norteamericano instó a Israel a replegarse a las posiciones que tenían hasta hace dos años (28 de septiembre de 2000), lo que representaría abandonar casi la mitad de los territorios de Cisjordania, y pidió que dejen de levantar asentamientos en esas áreas.

El presidente Bush dijo que la ocupación israelí que comenzó en 1967 debe terminar a través de acuerdos negociados, según las resoluciones 242 y 338 de las Naciones Unidas.

También se deben resolver las cuestiones concernientes a Jerusalén, "la penosa situación y el futuro de los refugiados palestinos, y un acuerdo de paz final entre Israel y el Líbano, e Israel y una Siria que respalde la paz y combata el terrorismo", dijo Bush.

Bush viajará en las próximas horas a Canadá para una cumbre de jefes de Estado del Grupo de los 8 (los países industrializados más Rusia), donde se discutirá el plan lanzado ayer.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.