Redes: la dura historia de una chica de 5 años y su hermano con cáncer

Beckett Burge tiene cuatro años y fue diagnosticado con leucemia linfoblástica aguda
Beckett Burge tiene cuatro años y fue diagnosticado con leucemia linfoblástica aguda Crédito: Facebook
(0)
10 de septiembre de 2019  • 15:32

"Una cosa que no te dicen sobre el cáncer infantil es que afecta a toda la familia". Así comienza el posteo de Kaitlin Burge, oriunda de Estados Unidos, sobre la enfermedad de Beckett, su hijo de cuatro años. La publicación, compartida en Facebook, está ilustrada con una dura foto de Beckett junto a su hermana, Aubrey, y cuenta el sufrimiento de su familia. También, espera Kaitlin, brinda un mensaje importante para quien se encuentre en una situación similar.

"Siempre se escucha acerca de las luchas financieras y médicas en estos casos, pero ¿con qué frecuencia se escucha acerca de las luchas que enfrentan las familias con otros niños? Mis dos hijos, con 15 meses de diferencia, pasaron de jugar juntos en la escuela y en casa a sentarse juntos en una fría habitación de hospital", continúa el posteo de Kaitlin sobre Beckett, quien a los dos años fue diagnosticado con leucemia linfoblástica aguda, un tipo de cáncer que comienza en los glóbulos blancos en la médula ósea.

"Mi hija vio a su hermano ir en ambulancia a la Unidad de Cuidados intensivos. Vio a una docena de doctores poner una máscara sobre su cara, pincharlo con agujas, bombearle una docena de medicamentos a través de su cuerpo, todo mientras él yacía allí, indefenso. No entendía del todo lo que estaba pasando. Todo lo que sabía era que algo andaba mal con su hermano, su mejor amigo".

"Poco más de un mes después de que lo dieran de alta, ella lo vio luchar para caminar y luchar para jugar. El enérgico y extrovertido hermanito que una vez conoció era ahora un niño pequeño, enfermo y muy soñoliento. No quería jugar. Ni siquiera podía estar de pie sin ayuda. Ella no entendía las diferentes terapias a las que tenía que asistir para recuperar su fuerza. Para ella, era algo que él tenía que hacer y ella no. ¿Por qué no podían ir a su parque favorito? ¿Por qué no podían ir a los juegos que iban? ¿Por qué él no tuvo que volver a la escuela pero ella sí?".

"Los niños necesitan apoyo y unión", concluye Kaitlin en su publicación. "No deben mantenerse a distancia de la persona que está enferma. Lo más importante es demostrar que se las cuida independientemente de la situación. Ella pasó mucho tiempo a su lado en el baño, mientras él vomitaba. Se quedó con él. Lo apoyó y cuidó de él, independientemente de la situación. Hasta el día de hoy, ella siempre cuida de él. Están juntos, están más cerca".

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.