Reino Unido: operaron con éxito a un feto fuera del útero de su madre

Este tipo de cirugía se hizo muchas veces en los Estados Unidos, pero pocas en Gran Bretaña
Este tipo de cirugía se hizo muchas veces en los Estados Unidos, pero pocas en Gran Bretaña Crédito: Instagram
(0)
14 de febrero de 2019  • 11:35

El hecho ocurrió en Burnham, Essex, Inglaterra. Allí, una joven embarazada se sometió a un tratamiento pocas veces hecho en su país: una operación fetal. ¿Qué le hicieron? Le abrieron el vientre, sacaron parcialmente al feto del útero, lo operaron y lo volvieron a colocar en su interior.

Bethan Simpson, de 26 años, estaba a la mitad de su embarazo cuando le dijeron que algo no estaba bien. Su hija nonata tenía espina bífida, un defecto de nacimiento en el que la columna vertebral y la médula espinal no se desarrollan adecuadamente, de acuerdo con lo publicado por The Washington Post.

Entonces, los médicos le hablaron sobre sus opciones: podría interrumpir el embarazo o dar a luz a un bebé que necesitaría tratamiento. O podrían hacer una cirugía en el feto, algo que se hizo muchas veces en los Estados Unidos, pero pocas en Gran Bretaña.

Simpson se animó. Dejó que los cirujanos de Londres cortaran su útero, repararon la lesión en la columna vertebral del bebé y luego lo cerraron todo.

Si la joven embarazada no hubiera hecho eso, su bebé podría nacer con el cuerpo prácticamente paralizado. Cuando un bebé no recibe tratamiento antes de nacer, puede además sufrir hidrocefalia y daño cerebral, que pueden resultar en problemas para respirar y tragar.

Y si bien según los especialistas la cirugía fetal no es una cura para la espina bífida, se demostró que mejora el resultado en pacientes con la enfermedad.

La operación tuvo lugar el 8 de enero, días después Simpson escribió es sus redes sociales: "Fuimos un éxito. Su lesión era pequeña y ella soportó la cirugía como no lo creerían. Estoy frágil y adolorida, pero mientras ella esté bien, nada más importa".

Días atrás, ya casi recuperada, Simpson habló con The Washington Post y confesó no sabe qué desafíos le esperan a ella, a su esposo y a su hija, que llegará en abril. Pero también que tiene esperanza. "La siento patearme todo el día. Vemos sus patitas moviéndose en los escaneos", dijo y confesó que ya eligió el nombre: la beba se llamará Elouise.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.