Reiteró la UE que falta una política inmigratoria

Deploró ayer las muertes en Ceuta
Deploró ayer las muertes en Ceuta
(0)
30 de septiembre de 2005  

BRUSELAS (AFP).- La Unión Europea (UE) deploró ayer los "trágicos acontecimientos" en que cinco personas murieron en la madrugada de ayer al intentar ingresar al enclave español de Ceuta, para emigrar en forma ilegal a Europa, e insistió en la necesidad de acordar una "política común europea" en materia inmigratoria.

"Esta tragedia nos muestra, una vez más, la necesidad urgente de encontrar un manejo genuino y efectivo de las cuestiones migratorias", dijo el vicepresidente de la Comisión Europea, Franco Frattini. Insistió, al respecto, en la necesidad de "poner especial énfasis en reforzar el diálogo con los países" que no integran el bloque.

"La Comisión está siguiendo una política que alienta cada vez más a nuestros vecinos para que sean socios a la hora de tratar la inmigración. El contacto y el diálogo con nuestros socios marroquíes ocupa un lugar importante en esta agenda", explicó Frattini.

Por su parte, la vocera de la Comisión Europea, Françoise Le Bail, reiteró que la solución del problema de la inmigración ilegal pasa por una política europea sobre los flujos migratorios. "La Comisión recuerda su propuesta de que haya un diálogo regular con nuestros vecinos, una asociación para controlar esta inmigración y una política a nivel europeo, que es esencial", explicó.

Criterios unificados

España, Francia e Italia son los países de la UE que hacen frente a una mayor presión migratoria en sus fronteras, debido a su cercanía con Africa, aunque el problema también abarca el este del bloque. Ante esta situación, la UE busca tener en 2010 un política inmigratoria común, con criterios unificados para sus 25 Estados miembros en relación con los permisos de entrada para trabajadores extranjeros y los derechos económicos y sociales que tendrán antes de obtener la residencia de más larga duración.

El plan de acción de Libertad, Justicia y Seguridad lanzado por Frattini incluye además propuestas sobre terrorismo, políticas de visados, asilo y lucha contra el crimen organizado, entre otras cuestiones.

Sin embargo, España busca alternativas más rápidas, como la presentada a principios de este mes por el ministro del Interior, Juan Antonio Alonso, concerniente a un plan de control de flujos migratorios y cooperación policial y judicial para el Mediterráneo acordado junto a Francia y Marruecos.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.