Renunció el embajador de Perú en la Argentina

Nicolás Lynch presentó su dimisión ante el escándalo desatado por su reunión con un grupo vinculado a Sendero Luminoso
Nicolás Lynch presentó su dimisión ante el escándalo desatado por su reunión con un grupo vinculado a Sendero Luminoso
(0)
4 de noviembre de 2012  • 11:32

El embajador del Perú en Buenos Aires, Nicolás Lynch, renunció ante el escándalo que generó al reunirse con integrantes de un grupo vinculado a la organización armada Sendero Luminoso.

Las versiones añaden que el presidente Ollanta Humala aceptó la dimisión, según informó el diario estatal "El Peruano".

La situación de Lynch parecía insostenible, pues diversos sectores exigían su destitución y amenazaban con plantear una censura parlamentaria contra el ministro del Exterior, Rafael Roncagliolo, si no lo cambiaba.

Lynch, un sociólogo socialista, desató el malestar de la opinión pública después de que reconociera el viernes que recibió en la embajada a representantes del Movimiento por Amnistía y Derechos Fundamentales (Movadef), considerado una fachada de Sendero.

Ese reconocimiento se produjo poco después de que el gobierno del Perú afirmara que rechaza la presencia en Buenos Aires de los representantes del Movadef y que había instruido al embajador para que informara al gobierno de Argentina de tal presencia.

Al reconocer que él también estuvo entre los interlocutores de la organización radical, Lynch dijo que lo hizo porque "la embajada es la casa de todos los peruanos" y "no estoy para juzgar".

El diplomático llegó el viernes a Lima citado por Roncagliolo para dar explicaciones. Su salida se daba por descontada, en especial después de que hoy la primera dama, Nadine Heredia, a quien se atribuye extraordinario poder en el gobierno, se sumó a las críticas y exigió de Roncagliolo una medida.

El Movadef se reunió en Buenos Aires con las Madres de la Plaza de Mayo y el Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, ante quienes expuso la situación de los que llama "presos políticos", incluido el fundador de Sendero, Abimael Guzmán.

El movimiento, liderado por personas que pagaron condenas por terrorismo, busca la amnistía para Guzmán y demás senderistas. Su pretensión de convertirse en partido ha fracasado, pues el Jurado Nacional de Elecciones se niega a inscribirlo mientras mantenga una posición favorable a la lucha armada en sus postulados ideológicos.

Sendero, grupo maoísta fundamentalista que usó una violencia inusitada y según la Comisión de la Verdad fue responsable directo de más de 40.000 muertes entre 1980 y 2000, es enérgicamente rechazado por más de un 95 por ciento de peruanos, según sondeos.

Ese rechazo alcanza al Movadef, que se mantiene marginal pese a haber ganado simpatías de algunos universitarios y maestros.

Agencia DPA

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.