Renzi creó un nuevo partido y le causó un terremoto a Conte

El arquitecto del flamante gobierno abandonó el PD, pero le aseguró lealtad al premier
Elisabetta Piqué
(0)
18 de septiembre de 2019  

ROMA.- Cuando los italianos comenzaban a recuperarse de los sobresaltos de un verano incandescente debido a la crisis "más loca del mundo" desencadenada por Matteo Salvini -el exhombre fuerte que repentinamente dinamitó su propio gobierno-, otra bomba volvió a sacudir el mundo político.

El ex primer ministro y senador Matteo Renzi , figura clave del Partido Democrático (PD), tradicional agrupación de centroizquierda, decidió irse de ese partido y fundar otro, llamado Italia Viva, algo que provocó un terremoto en el recién nacido segundo gobierno de Giuseppe Conte.

La salida de Renzi del PD, en efecto, significó clavarle una puñal al denominado Conte 2. Este nació en las últimas semanas luego de una inesperada alianza entre el PD y el populista Movimiento Cinco Estrellas (M5E), que unieron sus fuerzas en el Parlamento para contrarrestar elecciones anticipadas que reclamaba Salvini, líder de la derechista Liga.

Aunque Renzi, que fue primer ministro entre febrero de 2014 y diciembre de 2016, de 44 años, lo primero que hizo al anunciar su salida del PD -junto a unos treinta parlamentarios (20 diputados y 10 senadores)- fue llamarlo por teléfono a Conte para asegurarle su apoyo, es un secreto a voces que ahora pretenderá tener voz y voto en el gobierno, que aparece más frágil de lo que ya era.

Renzi fue el gran artífice en las sombras del Conte 2. Cuando estalló el caos a mediados de agosto después de que Salvini rompió su coalición con el M5E y reclamó elecciones, Renzi fue el arquitecto de la "santa alianza" que logró frenar su ascenso.

De hecho, aunque después de las elecciones de marzo de 2018, cuando el PD tuvo la peor elección de su historia, Renzi se negó a negociar un eventual gobierno de coalición con el M5E, que había triunfado, en una entrevista con el Corriere della Sera levantó este veto.

Nuevo pacto

Y propuso un pacto del PD con los exenemigos del M5E para salvar a Italia de la victoria de la derecha de Salvini. Si bien la idea al principio dividió al PD -un partido fragmentado en diversas corrientes-, finalmente, después de arduas negociaciones, prosperó. Pero el pacto entre el PD y el M5E terminó excluyendo a su artífice, Renzi, figura odiada por el líder del M5E, Luigi Di Maio, y sus huestes.

Aunque cayó como una bomba, la noticia de la salida de Renzi del PD no fue una sorpresa. El exalcalde de Florencia era una figura muy controvertida en el seno del partido desde que, siendo primer ministro, perdió dramáticamente un referéndum constitucional en diciembre de 2016 (con casi el 60% de los votos en contra). Muchos lo consideran el responsable de la debacle del PD, partido que, según sus detractores, acercó a la derecha.

En una entrevista con el diario La Repubblica , Renzi negó que su salida tuvo que ver con su exclusión del Conte 2. El político florentino explicó que decidió irse del PD porque el partido se había vuelto "un conjunto de corrientes sin visión de futuro" y porque se había sentido maltratado.

"Siempre me trataron como un intruso", acusó. Y adelantó que el objetivo de su nueva agrupación será combatir a Salvini. "Quiero hacerle la guerra a quien siembra el odio. En los próximos años quiero luchar frontalmente, en las plazas de Italia, contra el populismo de Salvini", adelantó. "Espero que el PD se preocupe de él y no de Matteo Renzi", agregó, en una estocada a su expartido.

El nuevo partido que lanzará Renzi, Italia Viva, intentará seducir a los votantes decepcionados con el PD y sus continuas peleas internas, así como a los electores de centroderecha, moderados, huérfanos de Forza Italia, del expremier Silvio Berlusconi, un partido que está en agonía. Según analistas, Italia Viva podría cosechar un magro 5% de los votos.

Las reacciones al portazo de Renzi -un político arriesgado que, como Salvini, cometió en el pasado un terrible error político al convocar un referéndum que terminó perdiendo- fueron en su mayoría negativas.

Los analistas consideraron que su movida fue a destiempo, hecha en un momento equivocado, justo cuando nacía un nuevo ejecutivo basado en una alianza frágil, pero de signo contrario al anterior, europeísta y determinado a tener una mejor relación con la Unión Europea (UE) y a relanzar una economía estancada.

La salida fue una nueva puñalada para el PD, un partido aún más dividido y ya golpeado por la salida de figuras como el expremier Massimo D'Alema y de Pier Luigi Bersani. Nicola Zingaretti, líder del PD, lamentó la decisión: "Se trata de un error que sentimos, sobre todo en un momento en el cual la fuerza del PD es indispensable para la calidad de nuestra democracia", dijo.

Aunque no hizo declaraciones, trascendió que Conte quedó totalmente descolocado y furioso con la jugada de Renzi, que obligará al PD y al M5E a ajustarse a un nuevo equilibrio de poder y a reconocerle legitimidad a su nueva agrupación, Italia Viva.

Disputa por el destino de 90 migrantes

Los guardacostas italianos pidieron ayer a Malta que desembarquen en la isla unos 90 migrantes socorridos en aguas donde el rescate es de competencia maltesa, lo que La Valeta rehúsa de momento. Los guardacostas, "a solicitud de las autoridades maltesas", socorrieron una embarcación, según indican en un comunicado, pese a que el "centro de coordinación maltés declaró asumir la responsabilidad" de la operación. Tras la operación, Roma pidió a Malta que los migrantes fueron transbordados a una patrullera maltesa, pero no obtuvo respuesta.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.