Rescate en el mar de Barents

(0)
22 de octubre de 2000  

MURMANSK (AP).- Un equipo internacional de buzos comenzó ayer a perforar el casco del submarino nuclear ruso Kursk, hundido el 12 de agosto último, para ingresar en él y recuperar los cuerpos de sus 118 tripulantes. El operativo se realiza desde la plataforma noruega Regalia, instalada sobre el sitio del naufragio.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.