Revuelo en Colombia por un incentivo a ejecuciones militares

The New York Times reveló las directivas del Ejército; Duque lo desmintió
The New York Times reveló las directivas del Ejército; Duque lo desmintió
(0)
19 de mayo de 2019  

NUEVA YORK.- La comandancia del Ejército colombiano ordenó a sus tropas duplicar la cantidad de bajas y capturas en combate desde comienzos de este año, unas nuevas directrices que tienen alarmados a varios oficiales de alto rango, reveló ayer un reportaje publicado por The New York Times que generó una rápida desmentida del gobierno del presidente Iván Duque.

Según los documentos y testimonios citados por el diario, en el gobierno de Duque el ambiente es "notablemente similar" al de la década pasada, cuando estalló el escándalo de los llamados falsos positivos (ejecuciones extrajudiciales de civiles presentadas como bajas en combate).

"A comienzos de año se pidió a los generales y coroneles colombianos que firmaran un compromiso por escrito para intensificar los ataques", publicó The New York Times, que citó testimonios confidenciales de tres altos oficiales y que tituló el artículo "Las órdenes de letalidad del Ejército colombiano ponen en riesgo a los civiles".

"Ahora, otra encarnación de esa política [de falsos positivos] está siendo impulsada por el nuevo gobierno contra los grupos criminales, guerrilleros y paramilitares del país", apunta el diario, con presentaciones internas que muestran a diario el número de días que las brigadas pasan sin entrar en combate. Los comandantes son amonestados cuando no realizan operaciones con la suficiente frecuencia.

Sin embargo, ayer mismo el presidente desmintió la información periodística y dijo que la instrucción que tiene la fuerza pública es operar "con la Constitución y la ley", y que su política es de "cero tolerancia" con las violaciones a los derechos humanos.

"Cero tolerancia con quien deshonre el uniforme y cometa delitos utilizando el uniforme de la patria", afirmó el mandatario, que agregó que las fuerzas militares se caracterizaron por su "excelencia" y por tener "la capacidad investigativa" necesaria, junto con la Fiscalía, "para encontrar a aquellos que cometen delitos".

Según informó The New York Times, el general Nicacio Martínez Espinel, comandante del Ejército, reconoció haber dado las nuevas órdenes que apuntan a aumentar drásticamente las campañas militares contra los grupos armados ilegales, apenas dos años y medio después de la firma del histórico acuerdo de paz con la extinta guerrilla de las FARC, hoy desarmada y convertida en un partido político con participación en el Congreso colombiano.

Explicaciones

"Estas prácticas sugieren que el actual Ejército y el Ministerio de Defensa no han aprendido nada de uno de los capítulos más oscuros de la historia de Colombia, el de los falsos positivos. Estos incentivos ponen en serio riesgo a la población civil", señaló en Twitter José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch (HRW), en una de las primeras reacciones a la publicación.

"El gobierno colombiano debe dar explicaciones", añadió Vivanco en su cuenta.

La ONG denunció con insistencia los obstáculos que los sucesivos gobiernos colombianos fueron poniendo a las investigaciones sobre las ejecuciones extrajudiciales.

También destacó que Duque colocó en puestos claves del Ejército a generales sobre los que existen "evidencias creíbles" que los vinculan a los falsos positivos, entre ellos el propio general Martínez Espinel.

Diarios The New York Times, El País y El Tiempo/GDA

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.