Rumbo a un virtual referéndum sobre el futuro del euro

Steve Scherer
(0)
29 de mayo de 2018  

ROMA.- Parecía que la zona euro había esquivado una bala el fin de semana cuando una coalición euroescéptica se vio impedida de formar gobierno, pero en realidad esto pudo haber sido la campana de largada para un nuevo debate sobre la moneda única europea.

El presidente de Italia rechazó anteayer el nombramiento de Paolo Savona en el cargo de ministro de Economía que habían propuesto la ultraderechista Liga y el antisistema Movimiento 5 Estrellas (M5E), porque el veterano político había dicho previamente que Italia debería abandonar la zona euro.

Pero ahora los dos partidos, que fueron rivales en las elecciones de marzo, están sopesando unir fuerzas para los nuevos comicios que se celebrarán en septiembre o principios del año que viene.

"Las próximas elecciones no serán políticas, sino un referéndum auténtico y real [...] entre quién quiere que Italia sea un país libre y quién quiere que sea servil y esclava", dijo ayer el líder de la Liga, Matteo Salvini. "Hoy Italia no es libre: está ocupada financieramente por alemanes, franceses y eurócratas".

El euro, los bonos y los activos de renta variable subieron inicialmente ayer después de que el presidente Sergio Mattarella vetó la nominación de Savona, pero el alivio pronto se volvió temor por las elecciones anticipadas. La prima de riesgo de Italia respecto del bono alemán a 10 años se amplió a su nivel máximo en unos cuatro años.

"Estas elecciones van a parecer un referéndum, de facto, sobre la Unión Europea y el euro", dijo Francesco Galietti, director de la consultora sobre riesgo político Policy Sonar, en Roma. "Es una amenaza existencial para toda la zona euro", añadió.

Si los italianos realizaran un voto de protesta contra la UE y el euro en las nuevas elecciones, constituiría el mayor desafío para el bloque desde que Gran Bretaña votó a favor de abandonar la alianza hace dos años y planteó interrogantes sobre el futuro de la moneda única.

Como la tercera entre las mayores economía de la eurozona, Italia, altamente endeudada, también representa de lejos una amenaza más grave para la moneda única que la crisis económica griega.

Las encuestas muestran que la Liga ha ganado apoyo desde que obtuvo un 17% de los votos en las elecciones del 4 de marzo, que no arrojaron un ganador claro, y le otorgan ahora hasta un 24%. El Movimiento 5 Estrellas ronda un apoyo del 32%, similar al de hace dos meses.

El ex primer ministro Massimo D'Alema, hablando sin percatarse de que tenía un micrófono abierto, resumió los temores de los partidos tradicionales: "Si vamos de nuevo a elecciones por un veto a Savona, ellos [los partidos antisistema] van a ganar el 80%".

Tensión

En las calles, algunos votantes creen que Salvini tiene derecho a desafiar el veto del presidente y el llamado a elecciones.

"Estoy realmente molesto. El presidente vendió el país", dijo Giancarlo Sacco, de 54 años, dueño de un café en el centro de Roma. Sacco dijo que quería que Italia continuase en el euro, pero que sus preocupaciones tienen que ser tomadas en serio por los socios europeos. "Tiene que hacerse respetar de nuevo".

El veto del presidente a Savona como ministro de Economía ha puesto el euro, que salió poco a relucir en la última campaña electoral, en el centro del debate.

"La pertenencia al euro es una opción fundamental -dijo Mattarella en un discurso televisado en el que explicó su veto-. Si queremos discutirlo, entonces deberíamos hacerlo de manera seria".

En febrero, Salvini hizo campaña en contra del euro y el Movimiento 5 Estrellas retiró su propuesta inicial de celebrar un referéndum sobre la pertenencia de Italia a la zona euro.

Del otro lado están los italianos que, como muchos británicos desolados por el resultado del referéndum del Brexit, ven la relación del país con Europa como algo fundamental.

"Soy totalmente europeísta y creo que Italia debe tener una conexión con Europa para nuestro futuro", dijo Irene Teramo, una ciudadana que compraba en un mercado callejero en Roma y que estaba a favor de la decisión del presidente.

Los italianos también estarán preocupados por sus ahorros, ya que los mercados financieros ejercen presión sobre el mercado bursátil y los bonos del país y aumentan los costos del endeudamiento.

"En su corazón, el votante promedio probablemente alentará a las fuerzas antisistema, pero su bolsillo le estará diciendo lo contrario", dijo el experto en riesgo político Galietti.

"Será una elección de corazón contra bolsillo", añadió.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.