Rusia lima las últimas asperezas

(0)
23 de abril de 2004  

MOSCU (AFP).- Rusia y la Unión Europea llegaron ayer a un acuerdo casi completo para responder a los problemas que planteará a Moscú la ampliación de la Unión Europea a diez nuevos países, algunos de ellos ex miembros del Pacto de Varsovia, al avanzar en las negociaciones para extender su acuerdo bilateral de cooperación.

Al recibir a la delegación encabezada por el presidente de la Comisión Europea, Romano Prodi, el presidente ruso, Vladimir Putin, dijo que hubo "buenos avances en las negociaciones" entre Rusia y la UE.

Los dos últimos asuntos sin resolver tenían que ver con el tránsito de mercancías a Kaliningrado -enclave báltico ruso que quedará rodeado por Polonia y Lituania- y con los derechos de las minorías rusas en Letonia y Estonia, a las que Moscú considera marginadas.

Putin se mostró satisfecho porque se hayan solucionado las "cuestiones esenciales" del problema de Kaliningrado, uno de los principales puntos de conflicto entre Moscú y Bruselas, y elogió "el desarrollo positivo" de las negociaciones.

"La Comisión Europea, a través de nuestros socios, toma la decisión de ampliar los procedimientos aduaneros europeos al transporte de nuestras mercancías", explicó Putin, recalcando que si bien "deben examinarse algunos detalles" la formación de los funcionarios de las aduanas ya comenzó.

Prodi anunció también que las negociaciones sobre otra cuestión importante para Rusia, la del régimen de visados, comenzarían este año. La UE y Rusia pondrán en marcha un sistema simplificado de procedimientos para obtener visados para ciertas categorías de solicitantes, el primer paso para la eliminación de este requisito.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.