Salvini atacó a Nutella por usar avellanas turcas, una gaffe con efecto bumerán

Salvini, líder de la ultraderecha italiana
Salvini, líder de la ultraderecha italiana Fuente: Reuters - Crédito: Flavio Lo Scalzo
Elisabetta Piqué
(0)
9 de diciembre de 2019  • 15:02

ROMA.- Un inexplicable ataque a la Nutella, la crema untable de chocolate y avellanas famosa en todo el mundo -que nadie sabe si fue fruto de un acto fallido de soberanismo o de un algoritmo-, le jugó una mala pasada a Matteo Salvini. El carismático líder de la ultraderechista Liga y hoy jefe de la oposición, que en el pasado posteó selfies de él comiéndose una feta de pan con Nutella, el jueves pasado sorprendió al anunciar que iba a dejar de comerla porque utiliza avellanas turcas, un escándalo para un soberanista como él, autor del latiguillo "los italianos primero".

El ataque nacionalista de Salvini contra un símbolo tan italiano como la Nutella, una verdadera leyenda en estos lares, enseguida tuvo un efecto bumerán. Y se convirtió en una gaffe bastante inexplicable en un animal político como él, que si hoy hubiera elecciones resultaría el gran vencedor, según coinciden todos los sondeos.

¿Cómo pudo ser que un líder como él, exviceprimer ministro, desconociera datos económicos y sociales tan importantes para los italianos como los que rodean a la Nutella? Estos indican que Turquía es líder indiscutido en la producción global de avellanas (con el 70%). Italia es el segundo productor, con el 14%, pero para hacer Nutella necesita del 20% de las avellanas de todo el mundo. Por lo tanto, comprarle a Turquía es más que necesario. Pero no es todo. Salvini también demostró ignorar que las demás avellanas que utiliza Nutella son italianas. Ferrero, una de las pocas multinacionales italianas que sobreviven a la crisis económica, en efecto, lanzó un plan especial para aumentar en un 30% la producción de avellanas italianas en diversas regiones de la península.

Al caer en la cuenta de que se había equivocado de blanco, Salvini intentó dar marcha atrás: "Para endulzar la jornada una feta de pan y Nutella, con un pedido a Ferrero: compren ingredientes italianos, desde el azúcar hasta las avellanas, para ayudar a nuestros agricultores", tuiteó.

Pero era demasiado tarde y la gaffe ya había comenzado a hacer estragos en las redes sociales, donde le llovieron críticas de todo tipo y hasta memes. En uno de ellos se veía una foto de Salvini tomándose un tradicional espresso y una leyenda que decía: "¿Perdón, pero desde hace cuándo que tenemos plantaciones de café en Italia?".

La mala idea de Salvini también fue aprovechada por sus rivales políticos. El expremier, Matteo Renzi, lo criticó por atacar a Nutella "para parecerse cercano al pueblo" justo en días en que en Italia se debate la supervivencia de la aereolínea Alitalia y de Ilva, una crucial acería del Sur. "Si sos candidato a manejar el país y atacás la empresa-símbolo de nuestro país, para la que trabajan miles de personas, sin pensar en las consecuencias que podrían tener tus palabras, probablemente sos un irresponsable. Si no te gusta la Nutella, probablemente no sos italiano", le hizo eco Davide Faraone, senador de Italia Viva, el nuevo partido de centro de Renzi.

Consciente de haber metido la pata, Salvini intentó arreglar las cosas con otro tuit más, con una foto en la que aparece en el supermercado frente a un estante repleto de tarros de Nutella y la leyenda: "Compras para la cena de los niños".

Culpa de las "sardinas" y un algoritmo

En medio de ríos de tinta sobre el traspié del hombre más popular de Italia, hoy en la prensa italiana aparecieron artículos que señalaron que, en verdad, la culpa de todo fue de un algoritmo. Como en las últimas semanas tuvieron más visibilidad en los medios las " sardinas", el nuevo fenómeno político creado por jóvenes que se autoconvocan sin banderas políticas en plazas del país para decirle basta a la retórica agresiva y soberanista de Salvini, alguien de su equipo de comunicación le habría aconsejado mencionar la palabra "Nutella" para revertir las cosas.

Desde hace un mes, los nuevos bizcochos rellenos de Nutella son trending topic en las redes sociales debido al boom que han tenido y porque son, además, inhallables. Para recuperar esa atención de los medios que le habían sacado las "sardinas", Salvini habría decidido mencionar a la mítica crema untable. Habría confiado en el hecho de que el algoritmo habría asociado la palabra más cliqueada del momento (Nutella), con la de Salvini, permitiéndole volver a dominar la escena mediática.

Pero si el "capitán" -como le dicen al líder de la Liga-, acertó el tema, se equivocó con el mensaje. Tanto es así que se espera que el sábado próximo, cuando las "sardinas" tendrán su gran debut en Roma -donde convocaron a una manifestación en la emblemática Plaza de San Giovanni in Laterano-, muchos aparezcan con grandes tarros de Nutella. Dejarán así en claro su victoria ante Salvini en una batalla que ni siquiera hubo que combatir.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.