Santos fue operado con éxito y estará internado unos días

Su médico dijo que no hubo sorpresa ni inconvenientes durante la cirugía para extirparle el cáncer de próstata; la intervención fue con anestesia local
(0)
4 de octubre de 2012  

BOGOTÁ.– Con plena conciencia en todo momento y sin abandonar su cargo, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, fue sometido ayer de forma "exitosa y sin complicaciones" a la extirpación de un tumor canceroso en la próstata.

El urólogo Felipe Gómez, que dirigió la operación, dijo que los hallazgos en el procedimiento "fueron concordantes con los estudios preoperatorios" y que la internación del mandatario se prolongará "por dos o tres días".

"No tuvimos inconvenientes con sangrados ni con hallazgos que no estuviéramos esperando", agregó.

"El señor presidente está en su habitación en pleno uso de sus facultades, acompañado por su familia, e iniciamos su proceso de recuperación bajo cuidado médico", señaló Gómez.

Por la mañana, Santos se había mostrado optimista al momento de ingresar a la clínica, al afirmar: "Todo va a salir muy bien".

"Quiero aprovechar esta ocasión para agradecerles de todo corazón a tantos compatriotas que me han enviado todo tipo de mensajes, la solidaridad que he sentido. Eso me llena de buena energía", dijo Santos antes de entrar a la Fundación Santa Fe de Bogotá.

El lunes pasado el presidente intentó transmitir tranquilidad al informar que, según los médicos, el tumor estaba en una fase inicial y que tenía 97% de probabilidad de curarse del todo

El doctor Gómez dijo que la operación se realizó con anestesia local, por lo que el jefe de Estado mantuvo todo el tiempo sus facultades cognitivas. Gómez, que desde hace diez años tiene a Santos como paciente, fue quien le diagnosticó la enfermedad al gobernante y le recomendó que se sometiera al procedimiento quirúrgico.

Sin embargo, le sugirió que antes lo confrontara con otros especialistas, lo que Santos hizo el 26 de septiembre pasado en Nueva York, adonde había viajado para asistir a la Asamblea General de la ONU.

Un urólogo y dos oncólogos del Memorial Sloan-Kettering Cancer Center de Nueva York repitieron el estudio y confirmaron el diagnóstico de Gómez, al coincidir en la conveniencia de la cirugía.

La noticia sobre el cáncer del presidente produjo preocupación en el Congreso, pues el encargado de una eventual sustitución temporal o definitiva, el vicepresidente Angelino Garzón, aún convalece de una isquemia cerebral que sufrió en junio pasado.

El Senado ordenó ayer un examen médico para establecer si Garzón está en plenas facultades para suceder a Santos o si será necesario elegir un nuevo vicepresidente.

La orden fue firmada por el presidente del Senado, el oficialista Roy Barreras, que dijo que el país necesita un informe porque nunca antes había sucedido que tanto el jefe de Estado como el vicepresidente estuvieran enfermos. Barreras comentó que el certificado médico de Garzón debe ser expedido por la Academia Colombiana de Medicina, la Federación Médica Colombiana y el Tribunal Médico de Ética.

"Lo que estamos haciendo es cumplir con la ley ante una situación inédita en la historia del país, porque se enferman al mismo tiempo el presidente y el vicepresidente", dijo Barreras, también médico.

Rechazo

Garzón aceptó la decisión del Senado, pero dijo que el examen debería tener testigos, e incluso medios de prensa señalaron que había pedido la presencia de periodistas, lo que fue rechazado por las entidades médicas encargadas del procedimiento.

"El delicado encargo que nos hizo el Congreso de la República se relaciona con un acto médico de carácter privado. Mal podríamos hacerlo ante los medios de comunicación", dijeron las instituciones.

Según el director de la Academia Colombiana de Medicina, Fernando Sánchez, un neurólogo y dos psiquiatras examinarán hoy a Garzón. Los resultados estarán en poder del Senado el próximo martes.

El vicepresidente, de 65 años, aún no se recupera del todo de una isquemia cerebral que lo mantuvo hospitalizado por varios días en junio. Una obstrucción de la arteria cerebral posterior obligó a los médicos a inducirle un coma para garantizar su reposo mental durante una semana.

Ya antes, en agosto de 2010, poco después de haber iniciado sus funciones como segundo del Poder Ejecutivo, Garzón inquietó al país al sufrir un infarto cardíaco. Los médicos le implantaron entonces cinco puentes coronarios.

El jefe de Estado empezó su gobierno en agosto de 2010 y aún no dijo si aspira a ser reelegido para el período 2014-2018.

Debido a la sensibilidad del tema esta nota está cerrada a comentarios

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.