El drama de los rehenes de las FARC: París y Caracas redoblan los esfuerzos. Sarkozy podría viajar por Betancourt