Se acelera el desgaste del gobierno de Temer por las escuchas

Renunció el segundo ministro en menos de una semana por filtraciones vinculadas a casos de corrupción
Alberto Armendáriz
(0)
31 de mayo de 2016  

Una protesta frente al despacho del hasta ayer ministro de Transparencia
Una protesta frente al despacho del hasta ayer ministro de Transparencia Fuente: AP - Crédito: Eraldo Peres

RÍO DE JANEIRO.- El desgaste político del gobierno interino de Brasil se acelera a un ritmo vertiginoso. Después de una intensa ola de críticas, el presidente Michel Temer aceptó anoche la renuncia del nuevo ministro de Fiscalización, Transparencia y Control, Fabiano Silveira, involucrado en unas grabaciones realizadas a principio del año en las que criticaba las investigaciones por el esquema de corrupción en Petrobras y daba recomendaciones al sospechado presidente del Senado para superar los interrogatorios judiciales.

Se trata del segundo ministro obligado a abandonar el cargo desde que Temer, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), asumió el poder, el 12 de mayo, en reemplazo de la presidenta Dilma Rousseff , del Partido de los Trabajadores (PT), suspendida en sus funciones por el Senado mientras enfrenta un proceso de impeachment por manipulación de las cuentas públicas. La semana pasada pidió "licencia" el poderoso titular de Planificación, Romero Jucá, envuelto en unas escuchas telefónicas en las que también hablaba de un "pacto" para detener las pesquisas sobre el escándalo del petrolão una vez que Temer quedara al frente del Palacio del Planalto.

Al igual que las grabaciones que llevaron a la salida de Jucá, los audios que comprometieron ahora a Silveira fueron registrados por Sergio Machado, ex presidente de la subsidiaria de Petrobras Transpetro, quien está acusado de recibir sobornos y llegó a un acuerdo de delación premiada con la Justicia para reducir su eventual condena. El domingo por la noche, el programa Fantástico , de TV Globo, reveló el contenido de las nuevas grabaciones, realizadas en febrero durante un encuentro de Silveira en la casa del jefe del Senado, Renan Calheiros, del PMDB que también está siendo investigado por denuncias de haberse beneficiado de la red de coimas en la petrolera estatal.

"Fueron comentarios genéricos y de simple opinión, amplificados por el clima de exasperación política que todos testimoniamos", indicó Silveira en su carta al presidente interino, que en un primer momento se rehusó a remover al funcionario para no dañar más la imagen de su ya debilitado gobierno.

"Reitero que jamás intercedí ante los órganos públicos a favor de terceros. Creo que es un despropósito sugerir que el Ministerio Público pueda sufrir algún tipo de influencia externa cuando tantas fueron las demostraciones de independencia en el cumplimiento de sus deberes a lo largo de todos estos años", agregó el ministro, que aclaró que cuando hicieron las grabaciones él era un simple abogado, aunque integraba el Consejo Nacional de Justicia.

Desde temprano, las grabaciones generaron indignación y rechazo en amplios sectores de la sociedad brasileña e incluso de organismos internacionales anticorrupción. Los 26 jefes regionales y unos 300 funcionarios del Ministerio de Fiscalización, Transparencia y Control (que reemplazó a la antigua Contraloría de la Unión) anunciaron que presentarían sus renuncias en masa si el ministro no se alejaba de su cargo. En tanto, empleados administrativos del ministerio llevaron adelante una singular protesta de "higienización" del edificio: llevaron a sus oficinas escobas con los que simularon la limpieza que requería la cartera.

Desde su sede en Berlín, la organización Transparencia Internacional (TI) también expresó su rechazo al mantenimiento de Silveira en el cargo y avisó que suspendería los contactos con el ministerio hasta que una "investigación plena" fuera realizada. "Nadie debe estar por encima de la ley. No debe haber impunidad ni acuerdos a puertas cerradas", resaltó Alejandro Salas, director para la región de TI.

Desde todo el espectro político también llovieron críticas. Uno de los principales impulsores del impeachment a Dilma y socio clave del gobierno de Temer, el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), calificó de "error" el blindaje a Silveira. "El pueblo fue a las calles en función de la indignación con el PT, con [el ex presidente Luiz Inacio] Lula da Silva y contra la forma en que el país venía siendo gobernado por Dilma. Pero también fue en razón de su sed de cambio", apuntó el senador socialdemócrata Ricardo Ferraço.

Para el PT, que ha denunciado como un "golpe parlamentario" el proceso de impeachment contra Dilma, las grabaciones desnudaron la pretensión de la cúpula del gobierno para detener las investigaciones sobre el esquema de sobornos en Petrobras, por el cual hay numerosos políticos petistas y pemedebistas presos, al igual que importantes empresarios. "Es obvio que un ministro con las atribuciones que él ostenta no tiene ninguna condición para estar en el cargo. Son muchas las evidencias de tentativa de obstrucción de la justicia", subrayó el líder petista en la Cámara baja, Afonso Florence.

En apenas 18 días en el poder, la administración de Temer ha sufrido una larga lista de graves tropiezos. No bien asumió, fue criticada la conformación de su gabinete, sin mujeres y sin negros. Debido a la fuerte resistencia de artistas e intelectuales, tuvo que dar marcha atrás en su decisión de eliminar el Ministerio de Cultura para sumarlo al Ministerio de Educación. Declaraciones de dos de sus ministros (de Salud y de Seguridad) fueron rechazadas por el propio presidente. Y ayer el diario O Estado de São Paulo reveló que el hijo menor de Temer, "Michelzinho", de sólo siete años, tiene ya registradas a su nombre dos propiedades valuadas en 550.000 dólares.

El presidente aclaró que había donado gran parte de sus bienes a sus hijos -tiene otras tres hijas de un casamiento anterior- como un "adelanto de herencia". No obstante esta explicación, el periódico informó también que el patrimonio de Temer se duplicó de 2006 a 2014 y hoy tiene una fortuna estimada en 2,1 millones de dólares.

Otro hombre de Temer caído en desgracia

Fabiano Silveira

Ministro de Transparencia

Profesión: abogado

Edad : 41 años

  • Es un experto jurista que habría asesorado a políticos salpicados en el Lava Jato
  • Destacado jurista, asesoró al Senado de Brasil en derecho penal, procesal y penitenciario desde 2002. Antes de ser nombrado ministro ocupaba un cargo en Consejo Nacional de Justicia
  • Unas grabación lo expone criticando la investigación del Lava Jato y delineando estrategias de defensa para los involucrados

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.