Se aceleran los preparativos para un cónclave atípico y rápido

La mayoría de los cardenales que elegirán al nuevo papa ya están en Roma; hay tensión por los últimos escándalos
Elisabetta Piqué
(0)
1 de marzo de 2013  

ROMA.- La ley canónica dice que cualquiera, incluso alguien que no es sacerdote, podría ser elegido papa. Pero ayer, en su audiencia de despedida a los cardenales, el mismo Benedicto XVI terminó su discurso ante sus máximos colaboradores admitiendo que "entre ustedes también está el futuro papa al cual ya hoy le prometo mi incondicional reverencia y obediencia".

En ese momento, más de uno de los cardenales electores -menores de 80 años- que lo escuchaban en la imponente Sala Clementina habrá tragado saliva. Y es lógico, si los conciliábulos en vista del cónclave empezaron no bien el Papa pronunció su inesperada renuncia al trono de Pedro, el 11 de febrero, ahora, inaugurada la sede vacante, las negociaciones y reuniones que preceden la elección están al rojo vivo.

Casi todos los 115 cardenales que entrarán a la Capilla Sixtina para elegir al 266° jefe de la Iglesia Católica ya se encuentran en Roma. El clima no es de los mejores, como admiten los mismos cardenales, que ayer hablaban en voz baja entre sí a la espera de la llegada de Benedicto XVI a la Sala Clementina.

Nadie recuerda un cónclave con semejante telón de fondo de venenos, fruto del escándalo VatiLeaks, prólogo de la renuncia del Papa, junto a su disminución de fuerzas. La atmósfera está enrarecida no sólo por eso, sino también por la sombra de los abusos sexuales.

Ayer también estaban algunos de los cardenales sospechados de haber sido encubridores, entre ellos el estadounidense Roger Mahony y el mexicano Norberto Rivera Carrera, que ayer le besaron con devoción el anillo al Papa.

Si los discursos -del cardenal decano, Angelo Sodano, y de Benedicto XVI- fueron muy breves en esa última audiencia, el momento del saludo fue larguísimo. Por orden de precedencia, saludaron primero los cardenales obispos, luego los cardenales patriarcas, los presbíteros y los diáconos.

Como si nada

Las lupas de los expertos se posaron especialmente en el saludo del cardenal Angelo Scola, arzobispo de Milán y considerado en cierto modo el "candidato" de Joseph Ratzinger. Benedicto XVI designó a Scola, ya patriarca de Venecia, arzobispo de Milán, la diócesis más importante del mundo, toda una señal.

También fue mirado con máxima atención cómo se despedía el cardenal canadiense Marc Ouellet, prefecto de la Congregación de los Obispos, presidente de la Comisión para América latina y políglota, considerado uno de los grandes favoritos. Y fue observado además el saludo del cardenal brasileño, Odilo Pedro Scherer, arzobispo de San Pablo, de 64 años, otro "papable".

No dejó de sorprender cuando el joven cardenal filipino Luis Antonio Tagle, de 55 años y llamado el "Wojtyla de Oriente", le habló al Papa muy cerca de la oreja izquierda, para estallar luego en risas. Tagle llamó la atención por su rostro fresco, sonriente, no adusto como el de la mayoría.

Fue inédito observar, durante esos larguísimos 45 minutos en los que el frágil Benedicto XVI iba saludando, uno por uno, a sus máximos ayudantes, al cardenal Sodano y el secretario de Estado, Tarcisio Bertone, que oficiaban de anfitriones.

El primero como decano del Colegio Cardenalicio, el segundo como cardenal camarlengo. Virtuales enemigos, el diplomático Sodano y el salesiano Bertone aparecieron juntos, charlando animadamente, durante más de 45 minutos, como si nunca hubiera pasado nada.

Sus últimas horas de papado

Benedicto XVI se despidió de los cardenales y de los fieles

  • Fuente: AP
    11.00

    Despedida de los cardenales

    Visiblemente emocionado, Benedicto XVI se despidió personalmente de los cardenales en la Sala Clementina del Vaticano. "Entre ustedes también está el futuro papa, al cual ya hoy le prometo mi incondicional reverencia y obediencia", dijo el pontífice ante 144 cardenales
  • Fuente: AFP
    17.38

    Última aparición pública ante los fieles

    "Soy un peregrino que llega a su última etapa. Vamos a avanzar adelante, por el bien de la Iglesia", dijo Benedicto XVI desde el balcón del palacio de Castel Gandolfo en su último discurso como papa. Ovacionado por 10.000 fieles, después de dar su última bendición, dijo: "Gracias, buenas noches, gracias"
  • Fuente: AFP
    20.00

    Se hace efectiva la renuncia

    Los guardias suizos en Castel Gandolfo cerraron las puertas del palacio poco después de las 20, un gesto simbólico para marcar el fin del papado. A partir de ese momento el papa emérito Benedicto XVI quedó bajo la custodia de la gendarmería italiana
  • Los próximos pasos en el Vaticano

    Tras la renuncia de Benedicto XVI, empezará el proceso para elegir al nuevo papa

  • Sede vacante

    Con el trono de San Pedro otra vez sin dueño, ayer se abrió el período llamado "sede vacante", a partir del cual dejarán sus funciones todos los jefes de los dicasterios (los ministerios) de la curia romana
  • Congregaciones generales

    Angelo Sodano, decano del Colegio Cardenalicio, enviará hoy cartas a todos los cardenales para convocar las "congregaciones generales", donde se decide cuándo será el cónclave y se empieza a analizar la sucesión
  • El cónclave

    En una fecha estimada para el fin de semana próximo, los cardenales se encierran en el Vaticano sin contacto con el mundo exterior y votan periódicamente hasta que un candidato obtenga dos tercios más uno de los votos
  • El camarlengo

    Hasta que se elija un nuevo papa, el cardenal camarlengo asume de forma provisional el gobierno del Estado del Vaticano. Benedicto XVI nombró en 2007 para ese cargo al italiano Tarcisio Bertone
  • Destrucción del anillo

    Durante la congregación los cardenales se aseguran de que el anillo de oro macizo papal, con el nombre grabado en latín y que en la antigüedad servía para sellar documentos, sea destruido a martillazos
  • Humo blanco o negro

    Los cardenales comunican al mundo el resultado de la votación quemando las papeletas en una estufa. Si el humo que sale de la chimenea es negro, el resultado es negativo; si es blanco, entonces hay un nuevo papa
  • ADEMÁS

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?