Se aceptó el ofrecimiento argentino