Se agotan las reservas argentinas

(0)
28 de agosto de 2005  

Mientras el precio internacional de petróleo permanece en el récord histórico de las dos últimas décadas, la producción de crudo disminuirá este año en la Argentina alrededor del cuatro por ciento.

Se trata de la primera vez en la historia del país que la explotación cae durante ocho años consecutivos y, según las proyecciones, la Argentina volverá a ser, en dos o tres años, importador neto de crudo. Como el petróleo se adquiere a nivel internacional, una extensa gama de productos podría estar sujeta a los vaivenes de la situación mundial, desde plásticos y fertilizantes hasta lubricantes y pinturas.

Según vaticinan fuentes del sector, las reservas no van más allá de los ocho años y no se está haciendo lo necesario para reponerlas. Es que, aunque la Argentina tenga petróleo, no tiene el suficiente como para arriesgar una gran inversión en un contexto de incertidumbre política y jurídica, mientras el Estado se queda con casi la mitad de la renta. De hecho, la mayor parte de las petroleras prefiere destinar las inversiones a otros países.

Además de la reducción de impuestos para lo que se obtenga de la nueva exploración, la industria reclama una nueva ley de hidrocarburos que otorgue certidumbre a los negocios. La que rige hoy fue diseñada durante el gobierno de Onganía y se la considera obsoleta por dos razones: porque ya no existen compañías estatales como YPF y porque la reforma constitucional de 1994 dispuso que el suelo ya no pertenece al Estado sino a las provincias.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.