Se agrava la tensión entre India y Paquistán

Graves tiroteos en la zona fronteriza
(0)
26 de diciembre de 2001  

ISLAMABAD (AP).- Con intercambios de disparos y acusaciones cruzadas, la tensión entre la India y Paquistán se incrementó ayer, pese a la decisión de la policía paquistaní de detener a Maulana Masood Azhar, líder del grupo islámico Jaish-e-Mohammed, una de las dos organizaciones acusadas por Nueva Delhi de haber cometido un atentado contra el Parlamento indio el 13 de diciembre último, en el que 14 personas, incluidos los cinco terroristas suicidas, murieron.

Jaish-e-Mohammed, o Ejército de Mahoma, es una organización radical que lucha para expulsar a las fuerzas indias de Cachemira, una región de mayoría musulmana en el Himalaya que ha sido objeto de tres guerras entre India y Paquistán.

Sin embargo, pese a la detención de Azhar, la tensión continúa a ambos lados de la frontera. Ayer, el primer ministro indio, Atal Bihari Vajpayee, acusó a Paquistán de empujar a la India a la guerra, mientras los aviones de guerra se movilizaban más cerca de la frontera, los soldados indios destruían casamatas paquistaníes y los proyectiles balísticos de las dos potencias nucleares estaban peligrosamente cerca.

Vajpayee dijo que se preparaban nuevas medidas de represalia. El premier ya retiró al embajador indio en Paquistán y ordenó suspender las relaciones entre los dos países después de acusar a Islamabad por el ataque al Parlamento indio.

"Reina la preocupación en muchas naciones acerca de lo que ocurrirá si estalla una guerra entre India y Paquistán", dijo Vajpayee en un anuncio público en su residencia. "No queremos la guerra, pero nos empujan a ella y tendremos que encararla", afirmó.

Fuego cruzado

Por su parte, el presidente de Paquistán, general Pervez Musharraf, dijo ayer que el ejército que dirige está completamente "preparado y es capaz" de responder a desafíos, en referencia a las informaciones sobre un tiroteo entre tropas indias y paquistaníes en Cachemira.

Precisamente, desde la India se reportó que sigue el fuerte intercambio de disparos entre soldados indios y paquistaníes a lo largo de Línea de Control que separa en Cachemira el sector indio del paquistaní.

Según medios indios, tropas paquistaníes efectuaron en la noche del lunes y la madrugada de ayer disparos contra posiciones indias y contra zonas residenciales civiles, lo que obligó a más de 2000 personas a abandonar sus hogares, afirmó el canal privado indio Star News.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.