Se agudiza la polémica por la ópera cancelada