Se apaga en EE.UU. el programa más polémico de espionaje masivo

La ley que amparaba la vigilancia telefónica masiva expiró; división en los republicanos por el alcance de la nueva norma
(0)
1 de junio de 2015  

WASHINGTON.- Estados Unidos deberá suspender a partir de hoy uno de los programas más cuestionados de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés), la recolección masiva de datos telefónicos para el espionaje electrónico que amparaba la Ley Patriota.

En una poco habitual sesión nocturna, el Senado norteamericano votó ayer para iniciar un debate sobre una ley aprobada por la Cámara baja que limita el masivo programa de vigilancia aprobado tras los ataques del 11 de Septiembre, pero no había acuerdo para evitar que en la medianoche expirara una cláusula clave de la Ley Patriota, luego de que el senador republicano Rand Paul bloqueara la posibilidad de alcanzar una solución. "La Ley Patriota expirará esta noche", dijo Paul, que se postula a la presidencia, luego de horas de un infructuoso debate.

La clausura del programa marcará un punto de inflexión en la estrategia de seguridad estadounidense desde los ataques del 11 de septiembre de 2001.

La nueva norma de espionaje telefónico marcará un punto de inflexión en EE.UU.

El nuevo proyecto, conocido como Ley de la Libertad y que pondría fin a la recolección masiva de información telefónica y la reemplazaría con un sistema más focalizado, superó un obstáculo de procedimiento clave para poner fin a un punto muerto.

El Senado votó 77-17 a favor de una medida que permite a la Cámara comenzar a debatir el proyecto, pero el programa de vigilancia interno expiró a la medianoche, luego que Rand Paul bloqueó varios intentos de lograr extensiones de corto plazo.

Debido a las reglas del Senado, recién a mediados de la semana la Cámara podría votar si aprueba o no la Ley de Libertad Estadounidense, que extiende el programa de vigilancia actual por seis meses.

Paul, quien aparece entre los posibles contendientes republicanos para la Casa Blanca en 2016 y que se ha opuesto con fuerza a la ley, reconoció que el proyecto "finalmente será aprobado".

Paul, republicano libertario, se ha opuesto siempre de manera firme a que la NSA utilice este tipo de herramientas, que a su juicio violan las libertades y el derecho a la privacidad de los individuos, pero su oposición a extender los programas le ha acarreado críticas de sus colegas, quien consideran que su enroque se debe a sus aspiraciones presidenciales.

No obstante, el avance en el voto de procedimiento augura que tarde o temprano los senadores se pondrán de acuerdo para que entre en vigor la Ley de Libertad, que modifica la Ley Patriota para no permitir la recogida masiva de datos de los ciudadanos pero sí rastreos explícitos y otro tipo de vigilancias con propósitos antiterroristas.

Con 77 a favor y 17 en contra, el Senado ha conseguido sortear la polémica sobre la legislación, que contaba con dos escollos, ambos republicanos, cuyas posturas se oponían frontalmente: el del propio Paul y el del líder de la mayoría republicana, Mitch McConnell, quien pretendía que la ley continuara sin modificaciones.

Obama advirtió de las consecuencias de un bloqueo de la ley en el Senado

El programa de la NSA y las compañías de telecomunicaciones recopilaba hasta ahora los registros telefónicos de buena parte de los estadounidenses y desactivaba computadoras y bases de datos digitales. Pero la sección 215 de la Ley Patriota, que abarcaba ese extenso programa de espionaje electrónico, expira hoy. En su lugar, la administración de Obama ha impulsado la denominada Ley de Libertad de Estados Unidos, que ya fue aprobada por la Cámara de Representantes.

Actualmente, los proveedores de servicios de telecomunicaciones tienen órdenes por ley de enviar los registros telefónicos al gobierno. La Ley de Libertad ordenaría a las firmas privadas que retengan los datos, que sólo podrán ser entregados a las agencias federales con una autorización judicial.

El debate sobre la vigilancia telefónica comenzó después de que el ex analista de la NSA Edward Snowden revelara un amplio programa de espionaje de metadatos telefónicos en Estados Unidos y en el exterior y que, en un principio, la ley patriótica no contemplaba.

En esta ocasión, los legisladores se han asegurado de que la ley no permita a la NSA la recopilación masiva de metadatos telefónicos. Esa prerrogativa quedará en manos de las compañías de telecomunicaciones, que la entregarían con una orden judicial.

El FBI, por ejemplo, ya no podrá usar dispositivos para interceptar llamadas de sospechosos de terrorismo que emplean varios celulares desechables, y tendrá más dificultades para acceder a los registros de esas personas y de sus presuntos cómplices.

"Hemos pasado a la etapa inmediatamente posterior a los ataques del 11 de Septiembre. Y podemos analizar estos asuntos con más calma", dijo Peter Swire, quien trabajó en el comité de revisión establecido por el presidente Barack Obama después de que Snowden revelara en 2013 los programas de vigilancia de la NSA.

Obama instó hace días al Senado norteamericano a votar "rápidamente" la reforma del programa de recolección de datos de llamadas telefónicas de la NSA, y advirtió de las consecuencias de un bloqueo en el Congreso.

Murió Beau Biden, hijo del vicepresidente

  • Baeu Biden, el hijo mayor del vicepresidente de Estados Unidos, murió a los 46 años a raíz de un cáncer, informó ayer la familia.
  • "Toda la familia Biden siente una tristeza que va más allá de las palabras", escribió el vicepresidente en un comunicado. Biden dijo que Joseph R. Biden III, el mayor de los tres del matrimonio, dedicó su vida al bienestar de los demás.
  • Beau Biden trabajó como abogado. Se desempeñó en causas relacionadas con el derecho de Estado en Kosovo, en la guerra de Irak y en la guardia nacional del estado de Delaware, donde en su última etapa actuó como fiscal. Su nombre también se barajó como candidato a la gobernación del estado, pero en agosto de 2013 debió iniciar un tratamiento por cáncer.
  • El presidente Barack Obama expresó sus condolencias y aseguró que Beau era un hombre "bueno, generoso, devotamente católico y profundamente creyente que hizo una diferencia en la vida de todos los que tocó".
  • La primera esposa del vicepresidente, Neilia, y su hija de 13 meses, Naomi, murieron en un accidente de tránsito en 1972. Beau y su hermano Hunter iban en el mismo vehículo, pero sobrevivieron.

Agencias AP, AFP, EFE y Reuters

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.