Se consolida el modelo estatal

Fernando Mayorga Para LA NACION
(0)
7 de diciembre de 2009  

COCHABAMBA.- Evo Morales fue reelegido con más del 60% de los votos, y su partido, el MAS, consiguió mayoría en ambas cámaras de la Asamblea Plurinacional. Además, cinco departamentos votaron por el sí en las consultas sobre autonomía, sumándose a las restantes cuatro regiones que la apoyaron en 2006. De esta manera se consolida el modelo estatal aprobado en la nueva Constitución, vigente desde enero pasado.

Este modelo tiene un par de rasgos novedosos. Es "plurinacional" porque reconoce a los pueblos indígenas como sujetos con derechos colectivos. Es "descentralizado" por el diseño de un régimen de autonomías territoriales en cuatro niveles: departamentales, regionales, indígenas y municipales.

El primer rasgo responde a las demandas del movimiento campesino e indígena y constituye el sello particular del discurso del MAS, que muestra una combinación de indigenismo y nacionalismo, este último expresado en la restitución del protagonismo estatal en la economía.

La demanda de autonomía departamental fue promovida por el movimiento cívico de varias regiones y asumida por la oposición como bandera de lucha contra el gobierno de Evo Morales. No obstante, después de la aprobación de la nueva Carta Magna, el MAS asumió una postura a favor de la autonomía departamental para acrecentar sus votos en las regiones adversas al gobierno y orientó su estrategia electoral a conseguir el apoyo de los sectores medios urbanos.

Los resultados confirman la pertinencia de la estrategia oficialista. También ponen de manifiesto la debilidad de la oposición, que concentró su discurso en una "defensa del Estado de Derecho" y en la "denuncia de la intromisión chavista". No obstante, la segunda fuerza, Plan Progreso para Bolivia, venció en tres departamentos, la mitad de las regiones que hace un año desafiaban al gobierno.

Los desafíos que enfrenta la democracia tienen que ver con el riesgo de la exacerbación del presidencialismo basado en una mayoría parlamentaria y en desmedro del pluralismo político. La política retorna y se concentra en el ámbito legislativo bajo supremacía del MAS. El ámbito regional es otro frente importante, y los resultados de las elecciones departamentales y municipales convocadas para abril de 2010 definirán si el MAS tiene el camino despejado para implementar su proyecto político o si la oposición regional le pondrá límites.

Esta segunda opción es el camino para una concertación en la definición del contenido de las decisiones legislativas y las políticas públicas que deben poner en práctica la Constitución. De esta manera, la democracia se fortalece porque la crisis política es cosa del pasado y la transición estatal será conducida por una fuerza política que tiene el respaldo nítido de la mayoría de la ciudadanía.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.