Se extiende el caos en Gonaïves