Se inauguró la Conferencia Mundial contra el Racismo

Kofi Annan fue el encargado de dar comienzo a la cumbre que no se realizaba hace 18 años
(0)
31 de agosto de 2001  • 12:28

DURBAN, Sudáfrica. - El secretario general de la ONU, Kofi Annan, inauguró hoy en esta ciudad sudafricana la primera Conferencia Mundial contra el Racismo que la comunidad internacional celebra en casi dos décadas.

"Por fin ha llegado la hora", dijo Annan al abrir la reunión, a la que asisten miles de delegados gubernamentales y grupos civiles y con la que se pretende reanudar una dinámica de reuniones del mismo tipo, interrumpida hace 18 años.

"Este encuentro ha sido particularmente difícil de organizar", reconoció el secretario general de la ONU, en alusión a las polémicas surgidas en torno a la cumbre y que parecen una repetición de las que hicieron fracasar las celebradas en 1978 y 1983 en Ginebra (Suiza).

Al igual que en las dos conferencias anteriores, los países árabes y la casi totalidad de los estados africanos de religión musulmana, trataron en los trabajos previos a las reuniones que la declaración final incluyera la equiparación de sionismo y racismo.

Si en las ocasiones precedentes ese punto fue el pretexto alegado por Estados Unidos para ausentarse de las reuniones, en este caso ha sido utilizado por la administración norteamericana para enviar a Durban una delegación de bajo nivel.

En un discurso de tono conciliador, Annan recordó que el pueblo judío "fue criminalizado en un momento de su historia, y eso no debe ser nunca olvidado", para subrayar a continuación la necesidad de "no repetir los errores del pasado" y de "resolver el problema palestino".

El secretario general de la ONU también trató de hacer un ejercicio de equidistancia en el otro asunto que estuvo a punto de malograr la convocatoria de la cumbre, la petición de algunos países y de las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) africanas de fijar una compensación económica por la esclavitud.

La mayoría de los líderes que han acudido son africanos, aunque también participan el cubano Fidel Castro y el palestino Yaser Arafat, recibidos cálidamente por los participantes en la sesión de apertura.

Manifestaciones

Al tiempo que Annan inauguraba la conferencia, miles de personas se manifestaron en el centro de Durban para reclamar la devolución de las tierras que los colonos europeos expropiaron a la población autóctona al establecerse en Sudáfrica.

"La falta de tierra es igual a racismo" fue el lema de una manifestación a la que sucederán otras para reivindicar un rosario de causas que de manera directa o indirecta tienen relación con la discriminación, la xenofobia y la intolerancia, conceptos que figuran en el enunciado oficial de la reunión.

Fuente: EFE

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.