Se postergó la cumbre entre Abbas y Sharon

Afirman que la objetó Arafat
(0)
28 de mayo de 2003  

JERUSALEN.- Israelíes y palestinos postergaron ayer la cumbre entre sus primeros ministros, Ariel Sharon y Mahmoud Abbas, luego de que el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Yasser Arafat, dijo que él está a cargo de las negociaciones.

Mientras Sharon enfrenta una creciente oposición en su propio partido tras la reciente aprobación de un plan de paz para la región, el ministro palestino de Información, Nabil Amr, dijo que la reunión, prevista para hoy, se había pospuesto por "razones técnicas". Horas después, el consejero palestino Nabil Abu Rudeina dijo que el encuentro se realizaría hoy, lo cual no fue confirmado por Israel.

"El encuentro debía tener lugar el miércoles (por hoy). Pero los palestinos nos contactaron para pedirnos una postergación debido a un problema de agenda vinculado a la visita" a Ramallah de la canciller española, Ana Palacio, dijo un responsable israelí.

Sin embargo, un funcionario palestino dijo que Arafat motivó el retraso, al afirmar que él, y no Abbas, es el encargado de negociar con Israel. El gobierno israelí se niega a dialogar con Arafat porque afirma que apoya el terrorismo.

El plan de paz -denominado "hoja de ruta" y diseñado por las Naciones Unidas, la Unión Europea, Estados Unidos y Rusia- contempla el fin a 32 meses de violencia y la creación de un Estado palestino en 2005.

Presión del Likud

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, que se reuniría con Sharon y Abbas en los próximos días en Aqaba, Jordania, presionó al gobierno israelí para que acepte la "hoja de ruta". El gabinete israelí aprobó el plan el domingo, aunque con reservas, pese a que ministros y diputados del partido de Sharon -el derechista Likud- y de formaciones ultranacionalistas afirmaron que el plan era "muy peligroso" para la seguridad de Israel.

Sharon -hasta ahora un abanderado de los asentamientos judíos en tierras reclamadas por los palestinos- defendió anteayer el plan de paz ante los legisladores del Likud, y afirmó que Israel no podría continuar por siempre su "ocupación" de Cisjordania y la Franja de Gaza.

Tras la polémica desatada por sus declaraciones, Sharon dijo ayer ante la comisión parlamentaria de Relaciones Exteriores y Defensa que, a los ojos de Israel, "los territorios palestinos conquistados durante la Guerra de los Seis Días (junio de 1967), eran "territorios disputados" y no "ocupados".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.