Se quiso suicidar uno de los dueños del boliche incendiado en Brasil