Camboya, más cerca de la paz. Se rinden los últimos khmer rouges