Se vota en Colombia bajo alerta máximo

Por la acción de grupos armados
(0)
29 de octubre de 2000  

BOGOTA.- En medio de un clima de tensión por ataques de grupos armados, los colombianos elegirán hoy a sus alcaldes y concejales municipales, así como a sus gobernadores y diputados departamentales.

El ejército, la policía y el servicio secreto colombiano (DAS) permanecen desde anteayer en estado de máximo alerta, en prevención de ataques de los rebeldes izquierdistas y los paramilitares de extrema derecha, que durante la campaña asesinaron a 21 candidatos, secuestraron a otros 60 y amenazaron a más de un centenar para que renunciaran a sus aspiraciones electorales.

El presidente de la Federación Colombiana de Municipios, Gilberto Toro, afirmó que en más de la mitad de Colombia se corre el riesgo de que las elecciones no sean transparentes.

En tanto, el ministro de Defensa, Luis Fernando Ramírez, reconoció ayer que las guerrillas y los paramilitares "presionan" a los candidatos y electores, e insistió en que las fuerzas militares han "hecho todo lo que está a su alcance" para que los colombianos voten "con absoluta libertad".

Promesa de paz

La guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), comprometida en una negociación de paz con el Gobierno, prometió no sabotear los comicios. Ni siquiera en la zona de 42.000 km2 de las selvas del sur, que controlan desde noviembre de 1998.

De todos modos, se cree que los paramilitares estarían atacando a los congresistas partidarios de aprobar una ley que implicaría aceptar una exigencia de las FARC para canjear a unos 530 militares y policías secuestrados por una cantidad similar de guerrilleros presos.

A juicio de los analistas, los candidatos independientes prevalecerán sobre los de los partidos tradicionales, el Liberal y el Conservador, debido a que éstos, que han dominado la escena política colombiana en los últimos 180 años, se desgastaron por la corrupción y la falta de respuestas a las necesidades de los ciudadanos.

El segundo cargo público más importante de Colombia, la alcaldía de Bogotá, se lo disputan dos candidatos que se presentan como independientes: una mujer de meteórica carrera política y un intelectual y pedagogo, quien intenta volver a ese cargo.

María Emma Mejía, ex canciller y ex candidata a la vicepresidencia por el Partido Liberal, y Antanas Mockus, alcalde de Bogotá entre 1995 y 1997, y profesor universitario durante más de 25 años, son los más firmes aspirantes, según las encuestas que les atribuyen un empate técnico.

En tanto, ayer murió otra de las veinte personas que permanecen desde el 17 de septiembre último secuestradas por guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en las montañas del sudoeste de Colombia, luego de que fueron liberadas tres personas heridas y entregado el cadáver de otra víctima. Con esta muerte, ya son tres los fallecidos en el grupo secuestrado en dos restaurantes y una finca de las montañas de Cali.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.