Secuestran a un periodista canadiense