Seis muertos en un atentado suicida en Irak

El atacante tenía los explosivos bajo la ropa; hay al menos 20 heridos; en el norte de Bagdad, la policía halló los cadáveres de 7 musulmanes
(0)
28 de septiembre de 2005  • 08:58

BAGDAD.– Un ataque suicida contra un centro de reclutamiento del ejército iraquí mató al menos a seis personas e hirió a otras 20 en el norte del país, dijo la policía.

El atacante, con explosivos ocultos bajo la ropa, los hizo estallar mientras estaba en fila entre varias personas que solicitaban trabajo en Tal Afar, 150 kilñometros al este de la frontera con Siria y 420 kilómetros al noroeste de Bagdad, dijo el brigadier de la policía Saeed Ahmed Al-Jibori.

Entre el 8 y el 12 de septiembre, fuerzas de la coalición derrotaron a insurgentes en Tal Afar en una vasta ofensiva, matando a casi 200 presuntos extremistas y arrestando a 315, dijo el ejército iraquí.

Eso hizo que Abu Mussab al-Zarqawi, el jordano que liderea Al-Qaeda en Irak, declarase la guerra contra la mayoría chiita en Irak.

Más adelante, al-Zarqawi emitió una aclaración, en la que exceptuó a ciertos grupos, incluyendo a los seguidores del clérigo radical chiita Muqtada al-Sadr, basado en la ciudad sagrada de Nayaf.

Macabro hallazgo. La policía encontró los cadáveres de 7 iraquíes, supuestamente asesinados por la insurgencia, en un barrio del norte de Bagdad, informaron fuentes del Ministerio de Interior.

Los cuerpos, todos de hombres con los ojos tapados, las manos atadas a la espalda y asesinados con un disparo en la cabeza, fueron hallados cerca de una estación de tren del barrio al Shula, añadieron las fuentes e indicaron que las víctimas son civiles.

Por su parte, la Comisión de Ulemas Musulmanes (CUM), la más prestigiosa institución sunnita de Irak, afirmó en un comunicado que los siete hombres pertenecen a esta comunidad y que fueron "secuestrados ayer por un grupo de hombres que vestían trajes militares, y llevados a un lugar desconocido".

Anuncio. Ayer, fuerzas iraquíes y estadounidenses anunciaron que habían matado a Abdullah Abu Azzam, el número dos de Al-Qaeda en Irak, en una operación en un edificio de departamentos en Bagdad el fin de semana.

La coalición dijo que Abu Azzam era el organizador de la escalada de ataques suicidas que han causado casi 700 muertes en Bagdad desde abril, y estaba a cargo del financiamiento de los combatientes extranjeros que ingresaban a Irak para sumarse a la insurgencia.

Al-Qaeda en Irak emitió una declaración en Internet en la que negó que Abu Azzam fuese el segundo al mando en el grupo, llamándole "uno de los muchos soldados de Al-Qaeda" y "el líder de uno de sus batallones en Bagdad". La declaración confirmó la operación militar, pero dijo que no era seguro aún que Abu Azzam hubiese muerto.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?