Sharon arrasó en los comicios del Likud, pero no pudo festejar

Derrotó, con el 61% de los votos, a Netanyahu y buscará su reelección el 28 de enero
(0)
29 de noviembre de 2002  

JERUSALEN (Reuters).- El primer ministro israelí, Ariel Sharon, arrasó ayer la elección para la conducción del conservador Partido Likud y candidato a premier en los próximos comicios generales, tras una votación ensombrecida por los atentados contra israelíes en Kenya y el ataque en el que murieron ocho personas en el norte de Israel.

El canciller Benjamin Netanyahu, su rival de ultraderecha, reconoció la derrota luego de que encuestas a boca de urna predijeron la abrumadora victoria de Sharon en el comicio, que definió al candidato del Likud para las elecciones de enero.

Según esos sondeos, el premier se impuso con el 61% de los votos, contra el 37% de Netanyahu. En otra encuesta a boca de urna, el Canal Dos otorgó 58 por ciento de los sufragios a Sharon y 40,5 por ciento a Netanyahu.

Se espera que Sharon conserve el cargo de primer ministro en las elecciones del 28 de enero, ya que el Likud es amplio favorito para derrotar al Partido Laborista, cuyo candidato es el pacifista Amran Mitzna.

Lior Horev, un asistente de Sharon, dijo que el primer ministro no prestó anoche mucha atención a los sondeos. "El observó las encuestas y de inmediato volvió al trabajo. Este no es un día alegre para nadie."

La votación fue ensombrecida por un ataque de militantes palestinos en el norte de Israel, que mataron a seis personas en un centro electoral. El tiroteo ocurrió poco después de que se produjeran en Kenya el fallido ataque con misiles contra un avión israelí y un atentado con un coche bomba contra un hotel, que provocó la muerte de 15 personas, incluyendo tres israelíes, y 80 heridos.

La seguridad es el tema candente para los votantes israelíes y fue subrayado por un atentado suicida con un coche bomba contra un hotel en Kenya y un frustrado ataque con misiles contra un avión israelí que despegaba de un cercano aeropuerto.

"No permitiremos a los asesinos que alteren nuestras vidas", aseguró Sharon en una conferencia de prensa televisada.

El primer ministro advirtió que el ataque en el centro de votación en Israel y los atentados en Kenya eran intentos de utilizar el terrorismo como mecanismo para influir los comicios israelíes.

Sharon dijo que Israel tenía evidencia de que "los palestinos y las organizaciones de terror y la Autoridad Nacional Palestina (presidida por Yasser Arafat) y también los Estados árabes quieren influir el proceso democrático, las elecciones, y ese terror es uno de sus mecanismos".

Los sondeos a boca de urna de las elecciones estuvieron de acuerdo con encuestas previas que daban ventaja a Sharon en la votación, para la que estaban registrados unos 305.000 miembros del Likud.

Por la reelección

Golpeados por una oleada de atentados suicidas, los israelíes han girado a la derecha desde que comenzó el levantamiento palestino contra la ocupación de Cisjordania y la Franja de Gaza, hace más de dos años.

Esto fortaleció al Likud y colocó al Partido Laborista en una batalla cuesta arriba ante las elecciones del 28 de enero.

"Creo que seré elegido el jueves y nuevamente dentro de dos meses", dijo Sharon, de 74 años, en una entrevista publicada el miércoles pasado por el periódico Ma´ariv.

En los últimos dos años Israel se ha concentrado en el levantamiento palestino contra la ocupación en Cisjordania y la Franja de Gaza y en la crisis económica relacionada con este conflicto.

Al menos 1682 palestinos y 662 israelíes han muerto desde el inicio de la intifada, en septiembre de 2000.

Sin opciones

  • TEL AVIV (ANSA).- El gobierno israelí prometió ayer "destruir" a quienes atacan a Israel y espera contar para ello con el apoyo de la comunidad internacional, luego del doble atentado de ayer en Kenya.
  • "La guerra terrorista que han lanzado contra nosotros no nos deja otra opción que destruirlos antes de que ellos nos destruyan", señaló el vocero del gobierno de Ariel Sharon, Raanan Gissin. A su vez, el canciller Benjamin Netanyahu advirtió: "No permitiremos a los asesinos que alteren nuestra vida" y agregó que su país se encuentra "en la primera línea de la lucha contra el terrorismo".

    ADEMÁS
    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.