Sigue el ayuno de María Sung

(0)
22 de agosto de 2001  

ROMA (AP).- Mientras sigue el misterio sobre el paradero del arzobispo africano Emmanuel Milingo, su esposa, la coreana María Sung (centro), reiteró ayer que estaba dispuesta a morir si no se reencontraba con él.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.