Sin radares adecuados, los rebeldes pudieron haber confundido al avión

Danica Kirka
John Dahlburg
(0)
21 de julio de 2014  

Si los rebeldes ucranianos derribaron el avión de Malaysia Airlines, puede haber sido porque no cuentan con los sistemas adecuados para distinguir entre un avión militar y una aeronave comercial, según expertos.

Los funcionarios norteamericanos estiman que el Boeing 777 fue derribado por un misil SA-11 disparado desde una zona del este de Ucrania controlada por los separatistas prorrusos. La embajadora norteamericana ante las Naciones Unidas, Samantha Power, dijo que los rusos podrían haber suministrado ayuda técnica a los rebeldes para operar los sistemas.

Pero para funcionar correctamente un lanzacohetes SA-11, también conocido como Buk, debe estar supuestamente conectado a un comando central de radar -y no funcionar de manera autónoma-, para asegurarse de a qué tipo exacto de aeronave se le dispara.

De la información que salió hasta ahora a la luz se desprende que los rebeldes no contarían con esos sistemas, según Pavel Felgenhauer, respetado columnista en temas de defensa de la Novaya Gazeta, un periódico de Moscú conocido por su postura crítica del gobierno.

"Fácilmente podrían haber cometido un trágico error y haber derribado un avión de pasajeros cuando en realidad querían derribar un avión de transporte ucraniano", dijo.

El viernes, la agencia de noticias estatal rusa RIA Novosti también citó a Konstantin Sivkov, director de la Academia de Problemas Geopolíticos, que dijo que los misiles Buk "deberían contar con sistemas externos de identificación de objetivos, a saber, sistemas de radiolocalización, y ciertamente los insurgentes no cuentan con un sistema completo de radiolocalización".

Sin ese respaldo, los operadores del lanzamisiles pueden disparar sin estar totalmente seguros de las características del blanco.

"Una lucecita que titila en la pantalla del radar no alcanza para tomar la decisión de dispararle", dijo Keir Giles, asociado al área de seguridad internacional y de los programas de Rusia y Europa del Real Instituto de Relaciones Internacionales. "Se necesita un sistema de radar adicional al que deben conectarse los sistemas de las armas para obtener información precisa",

Los posts de los rebeldes en las redes sociales tras el desastre también dejan entrever que los insurgentes presumían que la aviación civil estaba evitando volar sobre la zona y que todo lo que andaba por el aire era hostil. Si dispararon un misil sin antes intentar identificar la nave, la destrucción del MH17 constituiría un acto de negligencia criminal, dijo el general mayor de la fuerza aérea de Estados Unidos, Robert Latiff. El militar dijo que las aerolíneas comerciales operan en frecuencias de comunicación conocidas y emiten señales que las identifican, incluyendo su altitud y velocidad.

"No parece que los separatistas estuviesen usando ninguna de esas informaciones o que se hayan ocupado del tema", dijo Latiff, que supo supervisar la investigación y el desarrollo de armas avanzadas para la fuerza aérea y ahora es profesor de la Universidad de Notre Dame.

"Mi intuición es que el radar del sistema recibió una señal de un gran avión de «carga» volando a casi 10.000 metros y ya sea disparó automáticamente o algún operador agresivo y nervioso disparó para no perderse la oportunidad. No parece que hayan buscado más información antes de apretar el botón", dijo Latiff.

Un oficial militar de la OTAN que habló con la condición de anonimato dijo que el lanzacohetes Buk, que es una especie de vehículo blindado y autónomo, suele estar bajo las órdenes de un vehículo de comando separado. "Si vamos a lo que dice el manual, es el vehículo de comando el que asigna los blancos y les asigna una unidad de disparo, ya sea el lanzacohetes 1 o el lanzacohetes 2", dijo el oficial de la OTAN.

Ya recibido el impacto de tan potente armamento, el pesado birreactor Boeing habría tenido pocas chances. Edward Hunt, consultor de IHS Jane's, una organización de noticias y análisis en cuestiones geopolíticas, dijo que para cualquiera que sepa operar un sistema de misiles tierra-aire no es difícil acertarle a un avión comercial.

"Los aviones civiles vuelan en línea recta -dijo Hunt-. Una aeronave civil no efectúa maniobras de evasión. Es probable que ni siquiera hayan sabido qué los golpeó."

En un informe del 29 de junio de la agencia de noticias rusa Itar-Tass, los rebeldes ya se jactaban de contar con algunos sistemas de misiles Buk recuperados de los arsenales rusos, aunque no dijeron cuántos ni describieron si estaban operativos.

Traducción de Jaime Arrambide

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.