Sismo en Irán: 500 muertos

Un terremoto de 6 grados en la escala de Richter sacudió el noroeste del país
Un terremoto de 6 grados en la escala de Richter sacudió el noroeste del país
(0)
23 de junio de 2002  

TEHERAN.- Un terremoto sacudió ayer el noroeste de Irán, con un balance provisional de al menos 500 muertos, 2000 heridos y unas 12.000 personas sin vivienda, pero se teme que la cifra aumente a medida que los socorristas arriben a las poblaciones afectadas, muchas casi impenetrables por la accidentada geografía del país.

El Instituto Geofísico de la Universidad de Teherán localizó el epicentro del sismo en Azarbaiján, una zona 200 kilómetros al oeste de la capital iraní y a 400 kilómetros al sudeste de Tabriz.

Según la agencia oficial Irna, la sacudida más violenta fue de 6 grados en la escala de Richter, mientras que el Observatorio Sismológico Internacional de Estrasburgo la midió en 6,3. En total se registraron 21 movimientos, cuatro de ellos superiores a grado cuatro escala de Richter.

El sismo ocurrió por la mañana, antes de las 7.30 hora local, y mató a muchas mujeres, ancianos y niños que se encontraban en sus hogares, mientras los hombres estaban en los campos y viñedos de la zona.

Pánico en Teherán

El terremoto se sintió en ocho provincias, incluida la que comprende a Teherán. Muchos habitantes de la capital, sobresaltados por el movimiento mientras estaban durmiendo, salieron precipitadamente a las calles. Entre las zonas más afectadas se encuentra Qazvin, un centro industrial ubicado a unos 150 kilómetros al noroeste de Teherán, con casas vulnerables. También hubo daños muy graves más al Sur, alrededor de Hamedan.

En Avaj, una población de montaña de 3600 habitantes muy cercana al epicentro del terremoto, las 100 camas de las que disponía el hospital resultaron muy pronto insuficientes para recibir a los heridos.

Muchos fueron lo que murieron aplastados por los escombros de las casas de construcción precaria, tras los primeros movimientos del temblor. El prefecto de Abgharm, Amir Taherkhani, citado por Irna, informó que numerosas aldeas de la zona resultaron destruidas entre un 40 y un ciento por ciento.

El terremoto afectó a varias calles, por lo que las primeras operaciones de socorro se realizaron principalmente mediante helicópteros.

La Media Luna Roja hizo un llamamiento internacional para que sean puestas a disposición tiendas de campaña para los que quedaron sin techo, que superarían las 12.000 personas.

En Ismailabad, una aldea ubicada diez kilómetros al norte de Ajav, fueron recuperados entre los escombros los cuerpos de 38 personas, casi el diez por ciento de los habitantes.

Moshen, un niño de 12 años, fue el único sobreviviente de su familia: perdió a sus padres, tres hermanas, un hermano y la abuela. Cuando su casa se derrumbó acababa de salir para ir al colegio.

Geografía castigada

Irán convive desde siempre con los terremotos. Su geografía está recorrida por al menos seis fallas sísmicas, atravesadas a su vez por unas 60 fracturas menores.

Se encuentra entre los países más golpeados por sismos en el mundo y en el curso de los siglos ha rendido un doloroso tributo de sangre: en 1641 se registraron 30.000 muertos, 8000 en 1926 y 25.000 en 1978. El sismo que causó más víctimas ocurrió en junio de 1990, en el norte del país, y se cobró casi 40.000 vidas.

Desde 1991 hasta hoy Irán fue golpeado por unos 950 terremotos, que causaron en total 17.600 muertos y 53.000 heridos, pero también otros países de la región, como Turquía, Siria, Armenia y Afganistán, sufrieron análogas catástrofes.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.