Sobrevivió dos días aferrado a su techo