Son más de 200 los muertos en Nigeria

Continuaron ayer los enfrentamientos La celebración del certamen era una oportunidad para promocionar el país, que aspiraba a organizar el Mundial de fútbol 2010 Bochorno para la primera dama
(0)
24 de noviembre de 2002  

ABUJA (EFE).- La decisión de trasladar el concurso de belleza Miss Mundo a Londres, ante las violentas protestas de los musulmanes en Nigeria, que dejaron más de 200 muertos en cuatro días, supone una victoria para los militantes islámicos y un gran revés para el gobierno nigeriano.

Los organizadores anunciaron anteayer el traslado de la ceremonia final del certamen, el 7 de diciembre, después de que los disturbios en el norte del país se extendieron anteayer a la capital, Abuja.

Los enfrentamientos que se registran entre cristianos y musulmanes en Kadur (en el norte del país) continuaron ayer y dejaron ya más de 200 muertos, informó el director de la organización de defensa de los derechos humanos Civil Rights Congress, Shehu Sani. "Según las informaciones que pudimos recopilar, más de 200 personas fueron asesinadas y otras 600 resultaron heridas", precisó el funcionario.

Los disturbios en Abuja se iniciaron tras los rezos del viernes en la mezquita principal de la capital, ubicada cerca del lujoso hotel Hilton, donde se alojaban las 92 concursantes que esperaban celebrar en Abuja la coronación de una nueva Miss Mundo, que sucederá a la nigeriana Agbani Darego.

El diario nigeriano This Day señaló en su edición de ayer que los organizadores tomaron su decisión de trasladar el certamen "presionados por los embajadores en Nigeria y por los padres de algunas de las concursantes que quieren que sus hijas abandonen el país".

El escueto comunicado de la Organización Miss Mundo y la empresa nigeriana Silver Bird Productions anunció el traslado sin mencionar la violencia registrada. "La decisión se tomó tras un estudio detallado de todas las cuestiones pertinentes, y en interés de Nigeria y de las concursantes", indicó.

Fracaso estrepitoso

Para el gobierno nigeriano se trata de un fracaso estrepitoso, ya que la celebración del certamen se veía como una oportunidad para promocionar el país y atraer el turismo y las inversiones extranjeras. Tras lo ocurrido, son escasas las posibilidades de que Nigeria se convierta en anfitrión de la Copa del Mundo de fútbol en 2010.

La situación es sumamente embarazosa para la primera dama nigeriana, Stella Obasanjo, que ha sido copatrocinadora del concurso, además de "embajadora de turismo" nacional.

Incluso antes del estallido de violencia, la celebración del concurso en Nigeria fue motivo de gran controversia, debido, irónicamente, a una concesión hace tres años del gobierno federal a los musulmanes que permitió que los distintos Estados optasen por el sistema jurídico islámico, la sharia .

Con la ley islámica, ahora vigente en 12 de los 36 Estados, se prevé la muerte mediante lapidación y la amputación de una mano por hurto.

No se ha ejecutado aún ninguna sentencia de muerte, pero el caso de Amina Lawal, una mujer de 31 años que ha sido condenada a ser lapidada en enero de 2004 por haber concebido un hijo después de divorciarse, suscitó protestas en el nivel mundial y llevó a varios países a boicotear el certamen.

Las participantes del concurso partieron anoche para Londres en un vuelo especial de una aerolínea nigeriana que las trasladaría a la capital inglesa, donde finalmente se concretará la realización del certamen de belleza.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.