"Supermartes": la interna demócrata cambia y ganan peso Joe Biden y Bernie Sanders

El escenario para la cita más decisiva de la interna demócrata que definirá al rival del presidente Donald Trump cambió de manera radical en las últimas horas, y perfiló una pelea voto a voto entre Joe Biden, erigido como líder del ala "moderada", y Bernie Sanders, el senador socialista q
El escenario para la cita más decisiva de la interna demócrata que definirá al rival del presidente Donald Trump cambió de manera radical en las últimas horas, y perfiló una pelea voto a voto entre Joe Biden, erigido como líder del ala "moderada", y Bernie Sanders, el senador socialista q Fuente: AFP - Crédito: Win McNamee
Rafael Mathus Ruiz
(0)
2 de marzo de 2020  • 19:42

WASHINGTON.- Si hay algo parecido a las PASO en Estados Unidos, es el "supermartes". El escenario para la cita más decisiva de la interna demócrata que definirá al rival del presidente Donald Trump cambió de manera radical en las últimas horas, y perfiló una pelea voto a voto entre Joe Biden, erigido como líder del ala "moderada", y Bernie Sanders, el senador socialista que comanda el ala "progresista".

Biden y Sanders serán los grandes protagonistas de la cita más importante del calendario de primarias, mañana, cuando 14 estados distribuidos de costa a costa elegirán a sus candidatos, incluidos California y Texas, los más relevantes. Por primera vez, Michael Bloomberg aparecerá en la boleta, y podrá medir si su hercúlea inversión publicitaria de más de US$ 500 millones salidos de su fortuna valió la pena.

La contienda demócrata vivió un dramático giro en la víspera del "supermartes". Peter Buttigieg, de 38 años y la gran sorpresa de la interna, y la senadora de Minnesota, Amy Klobuchar, anunciaron la suspensión de sus campañas presidenciales y decidieron respaldar a Biden, quien ahora quedó posicionado como el único candidato capaz de presentarle un desafío real a Sanders por la nominación. Buttigieg y Klobuchar aparecerán junto a Biden en un acto en Dallas esta noche.

La salida de Buttigieg y Klobuchar y su apoyo a Biden redefinió la interna. Durante meses, los candidatos moderados fracturaron el voto del electorado del centro, y dejaron la puerta abierta al ascenso de Sanders, quien se impuso a la senadora Elizabeth Warren como referente de la izquierda del partido. Warren aún sigue en carrera, pero su campaña parece mucho más cerca de concluir que de continuar, y enfrenta una creciente presión para respaldar a Sanders.

Biden consiguió un renovado impulso luego de su resonante triunfo en Carolina del Sur.
Biden consiguió un renovado impulso luego de su resonante triunfo en Carolina del Sur. Fuente: Reuters

Biden consiguió un renovado impulso luego de su resonante triunfo en Carolina del Sur, pero, así y todo, Sanders es el candidato que mejor aparece posicionado en las encuestas para capturar la mayor cantidad de delegados que proclamarán la fórmula partidaria en la convención partidaria en el verano boreal. Un candidato necesita 1991 delegados para capturar la nominación, y el "supermartes" reparte 1357.

Etapa final

La naciente puja entre Biden y Sanders inauguró una etapa definitoria en la contienda demócrata por la nominación presidencial, que promete ser mucho más áspera, y que bien podría llegar a terminar sin un ganador si ninguno de los dos logra llegar a reunir 1991 delegados. Ese escenario llevaría a un escenario caótico para los demócratas: una convención dividida, en la cual la fórmula podría decidirse en negociaciones detrás de escena. La última vez que el Partido Demócrata se enfrentó a esa situación fue en 1952.

"Hay un esfuerzo masivo para tratar de detener a Bernie Sanders que no es un secreto para nadie. El establishment corporativo se está uniendo. El establishment político se está uniendo y harán todo, realmente se están poniendo nerviosos", dijo Sanders.

Su campaña ya afinó los ataques contra Biden. Hoy, Sanders tuiteó un aviso publicitario que critica al exvicepresidente de Barack Obama por haber respaldado la invasión a Irak en 2003, a la cual Sanders, reconocido por su rechazo a las guerras, se opuso. "No creo que venceremos a Donald Trump con un candidato como Joe Biden que apoyó la guerra de Irak", tuiteó el autoproclamado demócrata socialista.

Sanders es el candidato que mejor aparece posicionado en las encuestas para capturar la mayor cantidad de delegados que proclamarán la fórmula partidaria en la convención partidaria en el verano boreal.
Sanders es el candidato que mejor aparece posicionado en las encuestas para capturar la mayor cantidad de delegados que proclamarán la fórmula partidaria en la convención partidaria en el verano boreal. Fuente: Archivo - Crédito: Frederic J. BROWN/AFP

La víspera del "supermartes" ofrecía grandes interrogantes. El primero era si el impulso que obtuvo Biden con su triunfo en Carolina del Sur y la ola de respaldos formales de figuras del establishment, incluidos Buttigieg y Klobuchar, llegó a tiempo para transformar la nueva energía en delegados, o si todo ocurrió demasiado tarde como para marcar una diferencia. Su campaña, además, es una de las menos organizadas en los estados donde se vota, y Biden le dedicó mucho tiempo y energía a Carolina del Sur, a diferencia de Sanders, quien repartió mejor su presencia en todo el país.

Un dato: las últimas novedades de la interna llegaron tarde para más de tres millones de personas que ya votaron en California, uno de los estados que permite el voto anticipado, el más importante con 415 delegados en disputa, y donde Sanders lidera en todas los sondeos.

Por eso, otro interrogante era si, pese a todo, Sanders lograría ampliar el respaldo que consiguió en Iowa, New Hampshire y Nevada, y volvería a posicionarse como el favorito y lograría contener la arremetida de Biden. Y la última duda era cuál sería el respaldo real que conseguiría Bloomberg entre los votantes, luego de los millones de dólares volcados en publicidad y sus dos muy malas presentaciones en los debates. Bloomberg también enfrenta una creciente presión para dejar la contienda, pero ha prometido seguir en la campaña, salga como salga del "supermartes". "¡Las únicas personas a favor de que Mini Mike continúe con su desventurada campaña somos yo y sus asesores políticos, que cada día son más y más ricos!", metió púa Trump en Twitter.

No fue el único comentario del mandatario sobre la interna demócrata en los últimos días. El sábado felicitó a "Dormido Joe Biden" por su triunfo en la primaria de Carolina del Sur, y hoy, luego de que los candidatos moderados y el establishment comenzaron a encolumnarse detrás suyo, Trump agitó la interna demócrata: "¡Están armando un golpe contra Bernie!", fue el mensaje que dejó.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.