Suspensión de clases, sensores de hidratación y 45,9°C: el calor sofoca a Francia

Mucha gente se zambulló ayer en las aguas de la fuente del Trocadero, en París
Mucha gente se zambulló ayer en las aguas de la fuente del Trocadero, en París Fuente: AFP
El país, que alcanzó su récord histórico de temperatura, extremó las medidas de precaución; dos muertos en España
(0)
29 de junio de 2019  

PARÍS.- Las escuelas rociaron a los alumnos con agua y los asilos colocaron sensores de hidratación a los ancianos, mientras Francia batalla contra una ola de calor que llegó a 45,9°C y que abrasa a gran parte de Europa, con los sectores más vulnerables en la primera línea de fuego.

Varias personas murieron en todo el continente por una temperatura tan inusualmente elevada que llevó al servicio meteorológico francés a activar, por primera vez en su historia, la alerta de peligro por calor más alta de su escala.

Cuatro regiones en torno a las ciudades de Marsella y Montpellier, en el sur del país, están bajo vigilancia especial. La atención se centró en la localidad de Villevielle, en la región de Gard (sur), donde la temperatura alcanzó ayer los 45,1°C a las 15 (hora local), el récord histórico de Francia. Luego, se quebró la marca: 45,9°C en el pueblo de Gallargues-le-Montueux (también en Gard). Unas horas antes, la ciudad de Carpentras, en el sur, había registrado 44,1°C, que batía el récord nacional de agosto de 2003. Pero ese "privilegio" duró poco.

Unos 4000 colegios en Francia cerraron porque no podían garantizar la seguridad de sus alumnos y las autoridades locales cancelaron muchas fiestas de fin de año escolar. Algunas voces criticaron al gobierno del presidente Emmanuel Macron por excederse, pero las autoridades defendieron las medidas sobre la base de la muerte de 15.000 personas en la ola de calor de 2003, que alertó de los peligros.

En los trabajos y las escuelas, cada cual inventaba la manera de sobrellevar la situación. "Los hago salir al patio con libros, en la sombra, donde deben estar sentados y mantenerse hidratados regularmente", contó la maestra Valerie Prevost, de la escuela Victor Hugo de la localidad de Colombes, cerca de París. Al igual que otros muchos establecimientos, allí decidieron trasladar las clases fuera del aula.

"Les decimos que mojen sus gorras y tomen agua de forma regular. Les entregamos vasos reutilizables para hacerlos tomar muy a menudo", agregó la docente sobre el sistema adoptado para mantener la actividad sin arriesgar a los chicos.

El resto de Europa también la tiene difícil, con el termómetro a niveles sofocantes en casi cada rincón del continente. Los picos de hasta 39°C se esperan incluso en Berlín. Situaciones similares se han producido en Polonia, República Checa y en toda Europa central.

En Italia, 16 ciudades están en alerta, y los servicios de protección civil repartieron agua entre los turistas que visitaban los famosos monumentos de Roma bajo un sol abrasador.

En todos los casos se repitieron episodios de insolación, golpes de calor e incluso ahogamiento de muchos que se zambullían a nadar en lugares no recomendables para amortiguar la sofocación.

El calor dejó por lo menos dos muertos en España. Un hombre de 80 años se desplomó y murió en plena calle en Valladolid, en el norte del país, y un joven de 17 falleció en Córdoba (sur) tras perder la conciencia. El joven trabajaba en un campo cuando sintió mareos. Se metió en una pileta para refrescarse, pero al salir comenzó a convulsionar, según la prensa local.

La ola de calor en España registró temperaturas superiores a los 40°C, que continuará en la mayor parte del país al menos hasta hoy, incluso en zonas del norte por lo general más frescas, como Navarra, La Rioja, el País Vasco y Aragón. Solo el noroeste (Galicia y Asturias) se mantiene relativamente a resguardo.

En Cataluña, los bomberos luchan contra un gran incendio que, según las autoridades, afecta más de 6000 hectáreas. El fuego dejó un paisaje desolado, con colinas y restos de árboles arrasados por las llamas, cerca de Flix, un pueblo de 3500 habitantes en Tarragona.

Fueron varios los países que registraron víctimas. Cuatro personas se ahogaron en Francia en los últimos días tratando de refugiarse del calor, y una chica de 12 años murió también ahogada en un río cerca de Manchester, en Inglaterra.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió sobre la gravedad de la situación y actualizó una serie de consejos prácticos para pasar este período.

Agencias AP, AFP y ANSA

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.