Suspicacias por la llegada de Chávez