Suscriptor digital

Temen disturbios en Miami por Elián

Lo advirtió el alcalde del condado ante la falta de un acuerdo para evitar la repatriación; continúan hoy las negociaciones
(0)
30 de marzo de 2000  

MIAMI.- Miles de exiliados anticastristas, alentados por el apoyo de los principales líderes del Estado de Florida, salieron anoche a las calles de Miami para protestar por la repatriación a Cuba del niño náufrago Elián González, que podría ser inminente si no hay un acuerdo hoy entre sus familiares en Miami y el Servicio de Inmigración y Naturalización (SIN).

El alcalde del condado Miami-Dade advirtió que podría haber disturbios civiles si el Departamento de Justicia de los Estados Unidos devuelve a Elián a Cuba, pero el presidente Bill Clinton instó a la familia del niño en Miami a acatar la ley.

El alcalde Alex Penelas acusó a las autoridades federales de provocar a la comunidad cubanoestadounidense. Penelas dijo en una conferencia de prensa que si estallan disturbios, las autoridades locales responsabilizarían a Clinton y a su procuradora general, Janet Reno.

Sin embargo, Clinton instó a los parientes de Elián a obedecer la ley y aceptar los dictámenes de los tribunales para solucionar la disputa sobre el niño de seis años sobreviviente de un naufragio.

"Espero que la ley sea acatada por todos, incluso ellos (los familiares de Elián en Miami)", dijo Clinton en una conferencia de prensa celebrada ayer por la tarde en Washington.

"Existe un proceso legal aquí y he puesto todo lo mejor de mi parte para evitar politizarlo", agregó.

Las tensiones se intensificaron claramente en la ciudad, mientras el Departamento de Justicia mantiene su amenaza de revocar la libertad bajo palabra de Elián si los parientes del niño se rehusan a garantizar por escrito que lo entregarán de fracasar su apelación para mantenerlo en Estados Unidos.

Sin embargo, tras una maratónica reunión de más de cuatro horas, uno de los abogados de Lázaro González, el tío abuelo de Elián, anunció que el plazo final se extendió 24 horas más, para que continúen hoy por la mañana las conversaciones con el SIN. Otras fuentes señalaron anoche que González había presentado una contrapropuesta.

Anteayer, en una entrevista con la cadena de televisión en español Telemundo, Lázaro González dijo que no entregaría voluntariamente a Elián. "No voy a cooperar en nada. El niño vive en mi casa y tendrán que venir ahí a buscarlo. No voy a entregarlo a ninguna oficina de inmigración", dijo.

Al preguntársele ayer a Clinton si permitiría que, como último recurso, los alguaciles federales tomaran por la fuerza al niño y lo devolvieran a su padre en Cuba, el mandatario respondió que no cree que se llegue a ese punto.

Rebelión de alcaldes

Penelas y otros alcaldes del área conocida como el Gran Miami habían dicho antes que los agentes del orden locales no cooperarían con las autoridades federales si se le revoca la libertad bajo palabra a Elián.

"Si el manejo de este asunto por el Departamento de Justicia, si su continua provocación en forma de amenazas injustificadas de revocar la libertad bajo palabra del niño conllevan a disturbios civiles y violencia, hacemos responsable al gobierno, y específicamente a Janet Reno y al presidente de Estados Unidos por cualquier cosa que ocurra", dijo Penelas.

Por su parte, el gobernador republicano Jeb Bush dijo en una carta dirigida a Clinton que "ningún recurso del Estado de Florida se utilizará para sacar al niño de este país".

Elián ha estado a cargo de su tío abuelo desde poco después de que fue encontrado flotando aferrado a una cámara de neumático, el 25 de noviembre de 1999.

Elián, por TV

El niño fue rescatado después de que una embarcación en la que viajaban él, su madre y otras 12 personas naufragó cuando trataban de llegar desde Cuba a Florida.

Su madre y otros 10 ocupantes de la embarcación se ahogaron.

En tanto, la cadena de televisión ABC transmitió el tramo que censuró anteayer de la entrevista que le hizo la periodista Diane Sawyer al menor, y en sus propias palabras se le escucha decir que no quiere regresar a Cuba.

Interrogado sobre si quiere ver a su padre, Juan Miguel González, el niño contesta: "No, porque quiere llevarme a Cuba", pero añade que sí le gustaría verlo si se queda en Miami.

Grupos de exiliados anticastristas han amenazado con paralizar el aeropuerto y el puerto de Miami, además de formar una cadena humana alrededor de la manzana donde vive Elián para evitar que sea repatriado. Entre los actos de desobediencia previstos están también el tomar las instalaciones del SIN y otras dependencias en el centro de la ciudad.

Anoche, unos 30 camiones de carga, conducidos por trabajadores cubanos, desfilaron frente a la vivienda, asegurando que están dispuestos a bloquear el acceso al lugar.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?