Regresa el fantasma del terrorismo. Temen en España una ola de atentados