Temen que fracase la cumbre de cambio climático

Restan dos días para que concluya la conferencia y los países no se ponen de acuerdo para combatir el problema del calentamiento global; el viernes llega Obama
(0)
16 de diciembre de 2009  • 20:27

COPENHAGUE.- La cumbre sobre el cambio climático que se celebra en Copenhague encara su penúltimo día sin visos de un acuerdo, debido a las diferencias entre países industrializados, en desarrollo, y emergentes, sobre cómo combatirlo.

El secretario ejecutivo de la cumbre, Yvo de Boer, advirtió hoy de que las próximas 24 horas serán "cruciales" para el éxito o el fracaso de la reunión.

Entre mañana y el viernes llegarán los 119 líderes que asistirán a la cumbre, entre ellos el presidente de EEUU, Barack Obama, que junto con el primer ministro chino, Wen Jiabao, quien aterrizó hoy en Copenhague, son considerados dos figuras clave para desbloquear las conversaciones.

Dos de los protagonistas hoy en la cumbre fueron los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y de Bolivia, Evo Morales. Chávez ocupó la tribuna para denunciar los procesos "injustos" de la Cumbre de Copenhague y dijo que son un "reflejo de la dictadura imperialista mundial".

Morales proclamó la "obligación" de defender los derechos de la Madre Tierra y señaló que el cambio climático es principalmente un "efecto" del modelo de desarrollo del sistema capitalista.

Mientras tanto, los grupos de trabajo prosiguen sus consultas informales contra reloj, para intentar limar las diferencias y presentar un texto consensuado a los líderes.

Los principales obstáculos son la demanda de los países isleños, los más amenazados por el cambio climático, de que se limite el aumento de temperatura hasta finales de siglo a 1,5 grados, frente a los dos grados previstos con respecto a 1900, así como las cifras de recortes de emisiones y la financiación para mitigar el calentamiento global y adaptarse a sus efectos.

La desconfianza también se ha instalado entre los países en desarrollo y emergentes, que acusan a los más ricos de intentar enterrar el Protocolo de Kioto, el único tratado existente sobre recorte de emisiones.

Ante la llegada de los líderes, la danesa Connie Hedegaard cedió hoy la presidencia de la cumbre al primer ministro Lars Lkke Rasmussen, aunque ella seguirá dirigiendo las consultas informales.

Los países en desarrollo habían criticado a Hedegaard, quien ha sido nombrada futura comisaria europea del Clima, de favorecer a las naciones más ricas en las conversaciones.

En las calles de Copenhague, los activistas ecologistas también fueron protagonistas de la jornada con un intento de asalto al "Bella Center" donde se celebra la cumbre, y fueron duramente reprimidos por la Policía que arrestó a más de 240 personas.

Pequeña luz. La conferencia sobre el clima de Copenhague vio hoy una primera muestra de progreso con la promesa de unos 23.000 millones de dólares en ayuda inmediata para los países en desarrollo en un momento en que la negociación estaba de nuevo bloqueada.

"Japón decidió que proporcionará ayuda financiera a los países en desarrollo de aproximadamente 1,75 billones de yenes (unos 19.500 millones de dólares) entre fondos públicos y privados", anunció el ministro de Medio Ambiente, Sakihito Ozawa.

Esta cifra corresponde a más de la mitad de un plan de asistencia inmediata de 30.000 millones de dólares para el periodo 2010-2012 decidido en Copenhague para permitir a los países en vías de desarrollo aplicar medidas urgentes de adaptación a los efectos del calentamiento.

Por otra parte, Australia, Francia, Japón, Noruega, Reino Unido y Estados Unidos anunciaron una ayuda inmediata de 3500 millones de dólares en 2010-2012 para luchar contra la deforestación, un punto clave para países como Brasil, Indonesia y las naciones de la cuenca del Congo.

En un comunicado conjunto, los seis países explicaron que con esta decisión pretenden "frenar y si es posible revertir la deforestación en los países en desarrollo", responsable de 20% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.

De todos modos, la cumbre mundial sobre cambio climático se vio hoy amenazada por una masiva protesta que terminó con más de 200 detenidos, mientras las disputas entre los delegados impedían resolver las grandes diferencias para alcanzar un acuerdo histórico sobre el calentamiento global.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.