Temer esquiva otra bala en el Congreso: no será demandado