Tensión en Cachemira ante la visita de Clinton

(0)
21 de marzo de 2000  

NUEVA DELHI.- Luego de una visita a Bangladesh, el presidente Bill Clinton llegó ayer a Nueva Delhi, donde intentará calmar las hostilidades entre India y Paquistán, potencias nucleares que han reanudado sus combates de baja intensidad en la zona fronteriza de Cachemira.

Ayer, pocas horas antes de la llegada de Clinton a la capital india, militantes musulmanes asesinaron a 35 sihks en un pueblo de la Cachemira india. Se esperaba que los guerrilleros opuestos a Nueva Delhi intensificaran sus ataques antes de la visita del presidente norteamericano para resaltar la disputa entre India y Paquistán en torno de la conflictiva región.

Por su parte, un oficial del ejército paquistaní informó ayer que las tropas indias han bombardeado cuatro áreas durante las últimas 24 horas, en el norte y sur de la zona de Cachemira gobernada por Paquistán, hiriendo a cuatro mujeres y a dos niños.

India y Paquistán realizan pruebas nucleares desde 1998 y han sostenido dos guerras sobre la región de Cachemira, por lo que Clinton ha calificado esa área del sur de Asia como una de las más conflictivas del mundo.

El mandatario estadounidense se reunirá hoy con el primer ministro indio, Atal Behari Vajpayee, en el inicio de la gira de cuatro días.

Esta es la primera visita oficial de un presidente de Estados Unidos a la India en 22 años, en momentos en que este país y Paquistán se culpan mutuamente por los combates en la línea que divide el territorio de Cachemira.

Con Yunus en Bangladesh

Previamente, en Bangladesh, Clinton celebró con un grupo de campesinos el éxito de los programas de microcrédito, la revolucionaria idea nacida en este país gracias al economista Mohammad Yunus, apodado el "banquero de los pobres".

El presidente escuchó de ellos historias acerca de cómo un préstamo de sólo unos dólares para comprar una vaca o adquirir un telar pueden sacar a las personas de la pobreza, convertirlas en pequeños empresarios y cambiarles la vida.

"Bangladesh es un país que, en términos económicos tradicionales, es todavía pobre. Pero tal como lo he visto hoy, en términos del espíritu y la habilidad de su pueblo, está lleno de riquezas", afirmó Clinton.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.