Theresa May recorre Europa en busca de una esperanza para el Brexit

Ante la dificultades con el Brexit, y después de su aplazamiento, Theresa May decidió emprender una nueva ronda con sus colegas europeos
Ante la dificultades con el Brexit, y después de su aplazamiento, Theresa May decidió emprender una nueva ronda con sus colegas europeos Fuente: AP
(0)
11 de diciembre de 2018  • 10:19

LONDRES.- Después de la suspensión de la votación sobre el proyecto del Brexit obtenido con la Unión Europea (UE), Theresa May busca alguna "garantía" que mantenga con vida su controvertido acuerdo. La primera ministra británica inició hoy una gira para reunirse con varios líderes del bloque, entre ellos la canciller alemana, Angela Merkel , en un intento por conseguir más concesiones, aunque el mensaje de Europa fue tajante: dará más aclaraciones, pero no permitirá una reapertura del tratado.

La líder conservadora tiene como uno de los principales temas de agenda la resolución de la salvaguarda ( backstop en inglés) diseñada para evitar una frontera física con Irlanda del Norte. Esta definición debe recibir el respaldo de los países del bloque regional pero, al mismo tiempo, es la prenda de negociación para sacar adelante el proyecto del Brexit , mediante el respaldo de los parlamentarios que hoy se oponen a este plan.

Los parlamentarios no quieren un acuerdo temporal de aduanas porque impone diferentes regulaciones en Irlanda del Norte respecto al resto del Reino Unido y corren el riesgo de volverse permanentes.

En un intento de salvar su pacto, May buscó el apoyo de su par holandés, Mark Rutte, con quien se reunió hoy por la mañana en La Haya , antes de partir con dirección a Berlín para encontrarse con la canciller alemana, Angela Merkel. Fue "un diálogo útil que nos permitió discutir los últimos desarrollos del Brexit", tuiteó este último junto a una sonriente imagen de ambos.

En tanto, May ya llegó al encuentro conMerkel y por la noche, tiene previsto viajar a Bruselas para conversar con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y con su par de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, que planeaba reiterarle un mensaje conocido: "No hay margen de renegociación".

Si bien Merkel no se pronunció después del revés de May en el Parlamento británico, su ministro de Exteriores, Heiko Maas, sí lo hizo y señaló ayer que su país quiere "un Brexit’ ordenado" y destacó que "el acuerdo actual aporta una sólida base para la salida de Reino Unido de la UE".

Después de buscar el apoyo de su homólogo holandés, Mark Rutte, May se reunió con la canciller alemana, Angela Merkel
Después de buscar el apoyo de su homólogo holandés, Mark Rutte, May se reunió con la canciller alemana, Angela Merkel Fuente: Reuters

Después de la reunión con Merkel, la líder británica se verá a las cinco de la tarde, hora local y española, con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk; y Juncker la recibirá a las siete y cuarto. "Le diré, como dije al parlamento antes, que el acuerdo que hemos alcanzado es el mejor acuerdo posible, es el único posible", anticipó Juncker, aunque matizó que "por supuesto hay margen suficiente, con inteligencia, para más aclaraciones, más explicaciones sobre la interpretación".

A menos de cuatro meses de que Reino Unido deje la UE el 29 de marzo, May aceptó finalmente que los parlamentarios británicos rechazarán su acuerdo. Sin embargo, afirmó que las otras opciones son un divorcio desordenado sin acuerdo o una marcha atrás en el Brexit que atentaría contra la voluntad de los que lo votaron.

"Cláusula de salvaguarda"

El punto más polémico del acuerdo es el de la "salvaguarda" irlandesa, una política de seguridad que mantendría a Reino Unido en una unión aduanera con la UE en ausencia de una forma mejor de evitar los controles aduaneros entre la provincia británica de Irlanda del Norte e Irlanda, miembro del bloque. Los críticos de May argumentan que esta medida podría dejar a Reino Unido bajo las reglas de la UE de forma indefinida.

Juncker reiteró que ninguna de las partes es partidaria de recurrir a la salvaguarda, pero que debe ser parte del acuerdo.

"Tenemos una determinación común de hacer todo lo posible por no llegar un día a una situación en que haya que usar la salvaguarda, pero tenemos que prepararnos. Es necesario por toda la coherencia de lo que hemos acordado. Es necesario para Reino Unido y es necesario para Irlanda. Irlanda nunca se quedará sola", señaló.

El ministro alemán de Asuntos Europeos, Michael Roth, afirmó que "nadie quiere que Reino Unido se vaya", pero agregó que "no puedo imaginar qué parte sustancial del acuerdo de salida podríamos cambiar".

May, que se reunirá más tarde con Juncker y el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, dijo que buscará más garantías y métodos para que los legisladores británicos tengan más poder sobre la salvaguarda.

Agencias AFP Y Reuters

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.