Tiene 61 años, es conductor de limusina y construyó un cohete con chatarra para demostrar que la Tierra es plana