Trágico choque de trenes en Corea del Norte

El impacto de las dos formaciones que transportaban combustible causó una explosión de grandes dimensiones y un número de víctimas que podría ascender a 3000; se desconocen las causas del hecho
(0)
22 de abril de 2004  • 11:31

SEUL.- El choque de dos trenes que transportaban combustible causó hoy en una estación de Corea del Norte una explosión de grandes dimensiones y un número de víctimas que podría ascender a 3000, según la agencia surcoreana de prensa Yonhap.

El choque se produjo en las 13 (hora local) en la estación de Ryongchong, a 50 kilómetros al norte de Pyongyang, nueve horas después de que por ese mismo lugar pasara el líder norcoreano, Kim Jong Il, en su regreso de su visita a Pekín.

Sólo después de su llegada, los medios de información del país revelaron la noticia de la visita del líder a China.

Según fuentes de la disidencia norcoreana, que cuenta con miles de integrantes en Corea del Sur y otras decenas de miles de refugiados clandestinos en China, Kim Jong Il fue objeto de intentos de asesinato, todos frustrados.

Según las autoridades de Dandung, la ciudad china fronteriza con Corea del Norte, el lugar del siniestro quedó reducido a escombros como si hubiera sido bombardeado y los fragmentos se extendieron a través del viento hasta la ciudad de Sinuiju, otra ciudad norcoreana próxima.

Las mismas fuentes, citadas por Yonhap, indicaron que la causa de la colisión, así como el número de víctimas aún se desconocen y que los ciudadanos chinos que viven en Dandung se mostraron preocupados por el estado de sus familiares que viven en las proximidades de la estación devastada.

Corea del Norte es uno de los países más aislados del mundo, y pocas veces permite la entrada de periodistas extranjeros. Es difícil confirmar en forma independiente las noticias que ocurren en su interior, y es poco probable que los medios de comunicación del país comunista - controlados por el gobierno -, confirmen rápidamente un accidente así.

La televisión de Corea del Sur YTN, citando a un funcionario del gobierno surcoreano del que no se proporcionó su nombre, dijo que Seúl había confirmado una enorme explosión en la estación de trenes de Ryongchon. El funcionario dijo a YTN que creía fue un accidente, sin motivos políticos.

EE.UU. está dispuesto a ayudar a las víctimas

Estados Unidos afirmó hoy estar dispuesto a ofrecer asistencia a las víctimas de la explosión.

El departamento de Estado aseguró que Washington, pese a las tensas relaciones que mantiene con Corea del Norte, no tenía ningún problema en suministrar una eventual ayuda humanitaria, pero necesitaban informaciones más precisas sobre lo sucedido.

"No conocemos suficiente información sobre la situación para determinar si es necesaria una asistencia de cualquier tipo", dijo el portavoz del Departamento de Estado Richard Boucher en una rueda de prensa.

Fuentes: EFE, AP, ANSA y AFP

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.